El viernes recién pasado, la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad y despachó a ley el proyecto presentado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, que establece prórrogas para los plazos probatorios de los procesos judiciales y suspende audiencias, entre otras medidas, esto en el marco de la Emergencia Sanitaria del Covid-19.
Coyhaique.- Ahora, bien no podrán suspenderse las audiencias que requieran la urgente intervención del tribunal (tales como cautelares en VIF, vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes), así también las audiencias de control de detención, de revisión de la medida cautelar de prisión preventiva o internación provisoria, de revisión de penas sustitutivas y de ejecución de condena de adolescentes, y aquellas en que se discuta la internación provisional y el cumplimiento de medidas de seguridad.
El Seremi de Justicia y DD.HH Luis Prieto se refirió a esta nueva normativa explicando que “valoramos la aprobación de esta ley, que permite adoptar medidas que resguarden el derecho de las partes y ayuden a paliar ciertas consecuencias negativas que esta Emergencia Sanitaria ha producido en el ámbito jurídico, especialmente en el desarrollo de procedimientos judiciales en tramitación”.
Finalmente y respecto a las medidas contenidas en este proyecto se encuentran la suspensión de audiencias, tramitación vía remota, imposibilidad de decretar actuaciones que generen indefensión, facultar a los tribunales para reagendar los juicios y para suspender las audiencias de juicio que se encontraban en curso a la entrada en vigencia de esta ley, interrupción de los plazos de prescripción en materia civil y prorroga el plazo para ejercer acciones ante los tribunales laborales y Juzgados de Policía Local hasta 50 días hábiles contados desde la fecha de cese del estado de catástrofe, entre otras.