El parlamentario señaló que la alta rotación de trabajadores es un riesgo evidente, considerando que la persona provenía de la región de Los Lagos, señalando que la industria debe obligarse a ajustar sus dotaciones, además de reducir o suspender toda labor no necesaria.
Aysen.- “Esto habla que falta profundizar más las medidas de control”. Así lo aseguró el senador David Sandoval Plaza, luego de que este lunes se confirmara el tercer caso de Cornovairus, COVID19, en la región de Aysén, que corresponde a un trabajador de la industria del salmón, proveniente de la región de Los Lagos, que desempeñaba sus labores en la zona.
El parlamentario dijo que ha sido majadero en plantear, desde hace más de dos semanas, sobre la urgencia de tomar medidas profundas en aquellas actividades económicas que pudieran estar más expuestas a potenciales contagios, no necesariamente desde la propia región, sino que derivados por la presencia de trabajadores que provienen de otras zonas del país y que van a Aysén a desarrollar sus labores. “Los salmoneros tienen una enorme rotación de turno, con personal que va y viene a la región. Este tema ya lo habíamos advertido a la industria, en cuanto a la necesidad de que tomaran todas las precauciones, que ajustaran los turnos, que las barreras y controles sanitarios fueran muy rigurosos, y que se termine de realizar cualquier tipo de actividad que no sea prioritaria ni urgente”, recalcó.
En ese sentido, Sandoval dijo que este contagio de un trabajador de la industria del salmón, debe alertar, y por lo mismo, ha requerido por parte de las autoridades regionales, la máxima rigurosidad en estos controles. “Esto debe ser un llamado de alerta urgente, particularmente para las empresas con su responsabilidad y, por cierto, para las autoridades sanitarias de la región, para que tomen todas las medidas pertinentes”, indicó.
Además, el parlamentario dijo que estuvo en contacto con el presidente de Salmonchile, Arturo Clement, con la idea de abordar este tema y quien le señaló que están viendo todo lo relacionado a esta situación. “Hay que extremar cualquier acción y evitar que sigan eventualmente ocurriendo casos de esta naturaleza, que ponen en riesgo a toda la región de Aysén”, recalcó.
Por otro lado, el legislador recordó que algo similar ocurre con los trabajadores vinculados a distintas obras públicas regionales, entre estas, los trabajos que se realizan en la Carretera Austral, señalando que hay que llamar a las empresas contratantes a que no solamente mantengan el tema laboral, sino que también extremen todos los controles para resguardar la salud e integridad de la gente de la región. “No es lógico que por esta situación, estemos incurriendo en riesgos para toda la comunidad”, concluyó.