La infección por Coronavirus es especialmente peligrosa para determinados grupos de personas, como las mayores de 65 años y las que tienen patologías crónicas previas, como enfermedades cardiovasculares, pulmonares, hipertensión arterial o inmunodeprimidos.

En esta lista de pacientes encontramos a quienes padecen enfermedades renales crónicas y requieren ser dializados.

Ellos constituyen un grupo de riesgo de sufrir complicaciones en caso de que sean infectados por coronavirus, por estar inmunodeprimidos y por presentar determinadas connotaciones relevantes desde el punto de vista epidemiológico, es que el Hospital Regional Coyhaique ha tomado medidas que en van en pos de resguardar la seguridad en las distintas áreas de su tratamiento.

Así lo destacó el Dr. Daniel Aravena, Jefe de la Unidad de Diálisis del Hospital Regional Coyhaique “es un tremendo desafío enfrentar adecuadamente esta pandemia. Desde hace un par de semanas ya estamos trabajando en implementar una serie de medidas. Se dispuso de nuevos dispensadores de alcohol gel, para que como primera medida laven sus manos antes de ingresar a la unidad, aparte de los lavados propios que se requieren para realizar la diálisis. Entrega de mascarillas y dispensadores de alcohol gel antes y después de subir a los vehículos en que se trasladen”.

También se han tomado medidas acorde a la Sociedad Chilena de Nefrología en casos sospechosos, de contacto o confirmados con coronavirus para el manejo dentro de la sala de diálisis “cambiar la ubicación de los pacientes, turnos especiales, uso de elementos de protección personal para funcionarios, traslado diferenciado de los pacientes y una serie de medidas más. En infraestructuras más grandes la creación de una sala de aislamiento para dializar a pacientes no solo con Covid-19, sino que otras enfermedades de tipo respiratorio u otra condición, con la que esperamos contar en un par de semanas, para así enfrentar de mejor manera esta pandemia”.

En ese sentido, una de las medidas que se han tomado desde hace un tiempo en el Hospital Regional Coyhaique tiene que ver con los cuidados de estos pacientes en su traslado, lo que para el Dr. Ramón Vergara, epidemiólogo del principal recinto hospitalario de la región es de suma importancia “los pacientes dializados son fuente móvil de nuevos contagios y desde el punto de vista epidemiológico hemos tomado consideraciones especiales. Una de ellas, tiene que ver con la prohibición de acceso a personas ajenas a la Unidad, con esto quiero decir, visitas y funcionarios. En segundo lugar, además se han habilitado áreas especiales para dializar pacientes que hayan sido contactos de un caso positivo, de manera de evitar el contacto con los otros pacientes. Si un paciente requiere diálisis y es caso confirmado COVID-19, se realizará la diálisis resguardando el aislamiento en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI)”.

Por todo ello, el Hospital Regional Coyhaique ha tomado las medidas pertinentes para que, “en medio de la contingencia por coronavirus, la población no se acerque al recinto hospitalario de no ser estrictamente necesario, con la habilitación de líneas telefónicas para reforzar la atención a sus usuarios y pacientes, entre otras para evitar la toma de contacto entre la ciudadanía y el personal clínico”, señaló finalmente el profesional.