Diversas organizaciones de Aysén, patrocinadas por los abogados Natalia Pino y Samuel Navarro, insistieron este lunes -mediante la figura de la reposición- en el recurso de protección que la semana pasada fuera declarado inadmisible por la Corte de Apelaciones de Coyhaique. La acción original, ingresada el 23 de marzo, solicitó en concreto que las autoridades militar y sanitaria declararan en cuarentena de 14 días a la región de Aysén, con un estricto control ingreso y salida del territorio, además de restringir el desplazamiento interno.
Coyhaique.- El 26 de marzo la Corte de Apelaciones de Coyhaique desestimó tal requerimiento, señalando que las “políticas públicas que se adopten para enfrentar la crisis sanitaria que se vive actualmente en el país, que por cierto incluye la Región de Aysén, son de potestad exclusiva y privativa del Poder Ejecutivo”, por tanto no procedía impugnarlas mediante un recurso de protección. Los ministros Pedro Castro, Fernando Mora y José Mora justificaron esto por ser “decisiones técnicas y profesionales propias de su especialidad y que afectan o afectarían la salud pública de los habitantes de la Región de Aysén”.
Por ello, el 30 de marzo las 18 organizaciones regionales presentaron un recurso de reposición ante la propia Corte de Apelaciones donde fundamentan que sí sería procedente la acción que cautela el ejercicio de las garantías constitucionales de derecho a la vida y a la integridad física y psíquica de los habitantes de Aysén. Esto, toda vez que no se está solicitando a los tribunales “la sustitución de la actividad administrativa del Estado a manos del Ejecutivo ni la determinación, por vía de resolución judicial, de estrategias o políticas públicas”, como dan a entender los ministros que firmaron la inadmisibilidad.
Lo que se impugna es que mediante el Estado de Catástrofe se podían “adoptar medidas más eficaces, eficientes y oportunas como, a estas alturas, es mundialmente público y notorio” lo cual “no lo han hecho, o al menos no lo han hecho de forma eficaz, eficiente y oportuna”. Más aún, fundamentan, “a la época de presentación del recurso, 22 de marzo, sólo hace una semana, los contagiados por el Covid -19 eran cerca de 632 y un deceso que lamentar y hoy en cambio los contagiados superan los 2449 y ya hay ocho fallecidos, confirmando con ello, por sí solo, que las demandas de la ciudadanía por una conducta más intensa y oportuna para intentar contener o al menos aplanar la curva de contagio son necesarias”.
Para los reclamantes el que no se haya decretado medidas más estrictas aún, que son solicitadas no solo por la ciudadanía sino que incluso por otras autoridades y expertos, redundaría en “actos u omisiones ilegales o arbitrarios” por parte de las autoridades correspondientes.
En el escrito se recuerda incluso que un recurso interpuesto el mismo 23 de marzo por el Colegio Médico ante la Corte de Apelaciones de Copiapó, con similares fundamentos, sí fue acogido a tramitación y solicitando el tribunal antecedentes a las autoridades cuyas acciones fueron impugnadas, con el fin de resolver sobre el fondo del asunto, lo cual en el caso de Coyhaique no se materializó al declararse la inadmisibilidad.
“Ingresamos este recurso de reposición para que la Corte revise su decisión y la revierta. En el caso de que mantenga la inadmisibilidad, presentaremos un recurso ante la Corte Suprema para que revoque el fallo y orden la tramitación” indicó al respecto Samuel Navarro. De acogerse sus apelaciones, lo que correspondería es que se requiera informes al ministro Jaime Mañalich y al jefe de Zona de Catástrofe, general de Ejército Joaquín Morales, con el fin de que conocer las medidas que han adoptado a la fecha y si estas han afectado alguna garantía constitucional de los habitantes de Aysén.