El 2019 fue el último año que operó el acuerdo de zonas contiguas entre las regiones de Los Lagos y Aysén, periodo en que se debió entregar la compensación económica a los buzos mariscadores de la región por concepto de este convenio.
Melinka.- En la actualidad cuando de la mano de la crisis sanitaria viene la crisis económica y considerando que durante cuatro meses no han podido realizar su labor, los buzos mariscadores integrantes del sindicato “Nómades del Mar” de Melinka, exigen que el Gobierno aborde este tema con urgencia.
“Queremos hacer un llamado a las autoridades regionales, especialmente a la señora Intendenta, en relación a la situación crítica que estamos viviendo como pesca artesanal. La flota pesquera bentónica de Guaitecas hace más de cuatro meses no ha podido trabajar con normalidad, debido a los problemas que tuvimos con la décima región. Hoy nos encontramos en otra situación más crítica, más compleja, donde las plantas que compran nuestros productos pesqueros como erizo o productos bentónicos, no pueden comprar, no pueden trabajar debido a la contingencia y a la catástrofe que estamos viviendo a nivel nacional”, señaló el vocero de la organización, Daniel Caniullan.
El dirigente del sindicato “Nómades del Mar”, añadió que, “debido a toda esta situación, la señora Intendenta se comprometió con nosotros para poder realizar algunos cursos de capacitación con el fin de completar la deuda que tiene el Gobierno Regional con nuestra gente de mar de Guaitecas. Hago mención de los recursos del año 2019, por concepto de compensación para los pescadores afectados cuando fue el último año que operó la flota pesquera en nuestra región. El Gobierno Regional de la décima región transfirió los recursos al Gobierno Regional de Aysén y tienen que ser transferidos o entregados a los pescadores afectados como compensación del año 2019”, remarcó Daniel Caniullan.
Caniullan, aseguró que en este momento es sumamente necesario que los dineros por compensación de zonas contiguas año 2019 lleguen a los pescadores de la región, debido a que muchos de ellos llevan varios meses sin poder realizar sus labores.
“Nuestra flota pesquera está pasando momentos muy críticos donde muchas de nuestras familias no han podido trabajar durante varios meses y con esta crisis que se nos vino encima se hace necesario implementar un programa, un plan de emergencia en relación a estos recursos que son una deudas que tiene el Gobierno con nuestra gente de mar”.
El día 25 de marzo el sindicato “Nomades del Mar”, ingresó un documento al Gobierno Regional para que las autoridades del ejecutivo, los consejeros regionales y parlamentarios, conozcan de la problemática que vive el sector artesanal, carta de la que esperan una pronta respuesta, de lo contrario no descartan movilizarse.