Parlamentario hizo un llamado también a las propias empresas, tanto salmoneras como de otras actividades productivas, a tomar cartas en el asunto.

Aysen.- Esta semana, cuatro han sido los casos confirmados por COVID19 en la región de Aysén, todos asociados a la industria salmonera y correspondientes a trabajadores que provienen de otra zona del país.
En tal escenario y ante la natural preocupación e inquietud que el tema genera en la comunidad local, es que el senador David Sandoval solicitó se decrete el cierre preventivo de la región de Aysén, para el ingreso de cualquier trabajador que no sea de la zona. “Lo que pasó con este incremento de los contagiados, a raíz de este grupo de trabajadores de la industria del salmón, puede ser la punta de un iceberg que puede acontecer con otras empresas. Por eso hoy día, en resguardo de la salud de la gente, se necesita lisa y llanamente el cierre de la región de Aysén, para el ingreso de cualquier trabajador que no tenga relación con la región”, señaló.
En ese contexto, hizo un llamado a las propias empresas a ser corresponsables y tener en consideración los riesgos asociados. “Algunas no quieren paralizar, porque no quieren asumir los costos que esto significa. El mejor ejemplo, que se vino alertando desde hace por lo menos dos semanas, son los riesgos en torno a aquellas empresas con mucha rotación de personas de afuera, entre ellas, de la industria del salmón, las empresas que se dedican a las obras públicas, a la construcción de la Carretera Austral, incluso deben haber otros tantos más, gente que se ve entrando y saliendo”, indicó.
Por lo mismo, el parlamentario dijo apoyar las gestiones y planteamientos que han realizado en los últimos días, tanto el alcalde de Aysén, Luis Martínez, como la Asociación Regional de Municipalidades (AREMU). “Este caso que se detectó hace un par de días atrás, habla de este riesgo que ya se alertó, dicho sea de paso (por) el propio Alcalde de Aysén, Luis Martínez, y la AREMU, que emitió una senda publicación, del cual nos hacemos parte”, indicó.
“Habrá que establecer y articular una barrera sanitaria efectiva, llamar a las empresas a reducir los turnos que tengan vigentes, ampliar la permanencia en aquellos que sean urgentes y reducir los trabajadores que se tienen”, agregó.
Por ello, considera que el cierre de carácter preventivo es importante. “Esto nos va a gatillar otros casos y la mayoría de estos no tienen nada que ver con la región de Aysén, sino que son a consecuencia de casos importados”, subrayó.
Sandoval enfatiza que se debe pasar a una etapa distinta, de mayor restricción de circulación, particularmente de gente de afuera, haciendo además un llamado al autocuidado de la población. “Somos todos coparticipes y solidarios en relación a las prevenciones y actos responsables. Hay que evitar todo movimiento y (no) andar en las calles de manera innecesaria; no estamos en época de fiestas ni de reuniones sociales. Estamos en una situación de riesgo, la que con el concurso de todos, vamos a poder enfrentar”, recalcó.
Finalmente, reiteró que las autoridades deben resguardar “cabalmente la seguridad sanitaria de la región”, para así poder mantener a la zona “lo más lejos posible de este tema”, insistiendo que para ello se debe terminar con la fuerte rotación de trabajadores.