La senadora de la Región de Aysén, Ximena Ordenes, destacó la propuesta de los partidos de Convergencia Progresista a fin de que el Gobierno tome medidas para la protección real del empleo, aumentando el respaldo a las PYMES, regulando precios y tarifas, aumentando la inversión pública e instando al sector privado a que posterguen el pago de deudas para todos sus clientes sin cobro de tasas adicionales.
Aysen.- A juicio del documento propuesto por la Convergencia Progresista, las medidas anunciadas por el Gobierno son un paso positivo, pero insuficientes, ya que el programa de protección presentado hasta ahora es incompleto, tanto para los trabajadores dependientes como para los trabajadores por cuenta propia.
Para Ordenes, se puede llegar a un 5% del PIB para financiar estas medidas, en el entendido que esos recursos no son sólo gasto fiscal, sino que también garantías, para que la economía y en particular el sistema crediticio, funcionen.
En la propuesta se señala que “el país está en condiciones de aportar recursos a todas las personas que han perdido sus ingresos normales, lo que se podría concretar a través de un seguro familiar que beneficie a todas las familias cuyos ingresos provengan de trabajos informales (sin contrato de trabajo) o con contrato de trabajador/a de casa particular, y un subsidio de desempleo, para que todos los que pierdan o vean suspendido su trabajo formal, mantengan su ingreso, de acuerdo con las reglas de este seguro”.
Asimismo, se sostiene que “este gran esfuerzo en materia de inversión requiere de una decidida contribución del Sector Privado, empresas y la banca, para que las familias no deban destinar sus ingresos al pago de deudas o servicios de utilidad pública. Algunas de estas empresas ya han accedido a postergar sus cobros, pero es indispensable que los bancos sigan el mismo camino, de manera uniforme, postergando el pago de deudas para todos sus clientes sin cobro de tasas adicionales”.
La parlamentaria concordó con que, además de asegurar el ingreso económico a los trabajadores, se deberá establecer de manera transitoria la fijación de precios de alimentos y bienes básicos y esenciales; considerar ampliar medidas de distribución (como las de JUNAEB), o establecer programas de vales de alimentos como existen en otros países que operan en forma descentralizada, y que protegen a las familias de las alzas de precios; y, congelar las tarifas de los servicios básicos, incluyendo internet.
Otra arista importante para la senadora es mejorar la cobertura para las pequeñas y medianas empresas, a raíz de que en el documento se fija la posición en que “es necesario crear condiciones para que la banca otorgue facilidades efectivas a las PYMES y empresas afectadas, no sólo para la renovación de sus créditos, sino que también para la ampliación de esos créditos”.
“Debemos actuar con prontitud para sortear de buena manera las eventualidades económicas que traerá la crisis sanitaria por coronavirus. El sector privado debe ampliar su rol social y esperamos que el Gobierno tome medidas y no se limite solo a los acuerdos, si lo que rige es un Estado de Catástrofe”, aseguró la senadora Ximena Ordenes.