Gran parte de casos por COVID19 están asociado a la industria, lo cual se suma, a la evacuación de 14 trabajadores desde un centro ubicado en fiordo Cupquelan, luego de que uno de ellos presentara síntomas de coronavirus.

Aysen.- “Lo que se busca no es ponerle candado a la región, pero sí ponerle candado a los riesgos que tiene la comunidad regional de verse afectada por situaciones externas”. Así lo afirmó el senador David Sandoval, tras la evacuación este lunes, de 14 trabajadores de la empresa salmonera Cook Aquaculture, ubicada en el fiordo Cupquelan, luego de que uno de ellos presentara síntomas de COVID19.
Sandoval criticó duramente la actitud de dicha empresa, más aún al considerar que ésta no había firmado el protocolo de seguridad sanitaria promovido por Salmonchile hace unos días atrás. “(La empresa) se desempeña en la zona sur del fiordo Aysén. Y la sospecha de que uno de sus trabajadores, un buzo, resulte con este tema es altísimo, dado que venía de fuera de la región, y se relacionó con otros 14 trabajadores. La empresa actuó de manera bastante cuestionable, los trabajadores fueron evacuados hasta el sector de Bahía Exploradores en condición de precariedad”, puntualizó.
La acción fue calificada como irresponsable por el parlamentario, haciendo un llamado a la asociación de salmoneros, a aislar este tipo de prácticas. “Desconoce (la empresa) los acuerdos de su propio gremio, donde hay que hacer un fuerte llamado a la asociación de salmoneros, respecto de la necesidad de aislar las prácticas irresponsables, como las del día lunes, que fueron prácticas irresponsables de carácter sanitario, con el hacinamiento de centros, con el hacinamiento de peces”, enfatizó.
Para el legislador, se hace indispensable aumentar y ampliar los niveles de control sanitario en la zona, a través de un cordón sanitario y decretando cuarentena, entre otras medidas, tal como lo plantearon en los últimos días, junto a la senadora Ximena Órdenes al Ministro de Salud, Jaime Mañalich. “Esto es lo que precisamente hemos puesto de manifiesto, respecto de la urgente necesidad de que se amplíen los niveles de control sanitario en la región”, indicó.
Y esto, considerando que los siete contagios detectados, a la fecha, “son consecuencia de agentes externos”, el primero un turista de un crucero que desembarcó en Caleta Tortel, el segundo, el paramédico que lo atendió; y los otros cinco, ligados a la industria salmonera.
Estos mayores controles, agregó Sandoval, tienen relación con el importante flujo de trabajadores que provienen de otras zonas del país a desempeñar sus labores en la región de Aysén. “Llamamos al Gobierno, con toda la fuerza, a pasar a una etapa nueva en materia de controles sanitarios, respecto de los flujos de trabajadores que vienen de otras regiones del país, tanto los salmoneros, como las empresas constructoras vinculadas al tema de la Carretera Austral, las empresas vinculadas a obras públicas, como el caso de ICAFAL en Caleta Tortel. Aquí más vale esperar que someter a la gente a riesgos innecesarios”, concluyó.