Ante la llegada inminente de las bajas temperaturas a la macrozona austral, la senadora de la Región de Aysén, Ximena Ordenes, manifestó su preocupación por la evidencia que relaciona la contaminación del aire a causas de agravamiento en pacientes que ha contraído coronavirus, proponiendo que el Ejecutivo de mayor celeridad al Plan de Descontaminación Ambiental a corto plazo destinado a disminuir la cantidad de episodios críticos durante la estación fría que se acerca, especialmente en Coyhaique, sindicada por la Organización Mundial de la Salud como una de las más contaminadas del continente.
Aysen.- Según lo que indican diversos expertos, en las ciudades contaminadas con humo de leña el nivel de contaminación intramuros es muy elevado, y que sumado a la exposición crónica a la contaminación del aire exterior, provocaría que los habitantes de ciudades con altos niveles de polución presenten mayor debilidad inmunológica y prevalencia de enfermedades cardio-respiratorias, que los hacen más vulnerables a cuadros infecciosos, como la influenza, bronquitis, neumonía, y ahora, el Covid-19.
La senadora Ordenes asimismo señaló que la polución del aire causa 8,8 millones de fallecimientos prematuros cada año, mientras que la OMS señalan que nueve de cada diez personas en el mundo diariamente respiran aire contaminado, y que en Chile cada año mueren unas 4 mil personas por esta razón, según cifras del Ministerio de Medioambiente.
“Coyhaique y otras localidades de la Región registran los índices de contaminación ambiental más altos del continente, la exposición a la contaminación deteriora peligrosamente la capacidad de recuperación. Los habitantes de comunas como Coyhaique son mucho más susceptibles a contraer enfermedades broncopulmonares, por lo que se hace urgente adoptar medidas inmediatas para dar la mayor celeridad posible a la implementación del Plan de Descontaminación Ambiental, y también adoptar medidas en otras comunas de la Región”, aseguró.
La senadora indicó además que, ante un eventual decreto de cuarentena o de cierre de la Región, se producirá una mayor permanencia de las personas en sus casas, provocando un aumento en el consumo de calefacción.
Frente a ello, Ordenes propone limitar el uso de leña por sectores durante días de emergencia ambiental; agilizar el recambio de calefactor con recursos FNDR aprobado en Enero, “comenzando lo antes posible el proceso de recambio”.
Además, la parlamentaria insta a que las autoridades de salud utilicen los pronósticos en favor de aumentar las restricciones, y decretar más emergencias y preemergencias.
“Lo que no puede pasar ante esta contingencia, es que se utilice el modelo predictivo para aumentar la flexibilidad, sino al contrario. Necesitamos aumentar la fiscalización, y ser más rigurosos con las condiciones para decretar episodios críticos. Sólo así se va a poder disminuir el riesgo evidente que provoca la contaminación en una crisis sanitaria como con el coronavirus, que no tiene buen pronóstico en pacientes que viven en ciudades contaminadas”, añadió.
La senadora Ximena Ordenes reiteró que “reducir los niveles de contaminación requiere de un esfuerzo de todos los habitantes de la Región de Aysén, pero las medidas de acción dependen de la autoridad; por ello es que instamos al Gobierno a dar celeridad a este proceso, de cara a la crisis sanitaria que vive nuestro país y el mundo”.