El activo más importante del Ejército de Chile, es su personal y especialmente los jóvenes que realizan el Servicio Militar año a año. En el contexto del Estado de Excepción
Constitucional de Catástrofe por Calamidad Pública que estamos viviendo, la totalidad
de los Soldados Conscriptos han sido empleados en distintas actividades relacionadas
con el apoyo a la comunidad de la Región de Aysén debido a la pandemia mundial que
nos afecta.

Este contingente está compuesto por jóvenes provenientes de Santiago, Concepción y
también oriundos de la Región de Aysén, todos los cuales han sido cuidados de manera
estricta en cuanto a prevenir el contagio del COVID-19 para así actuar en cualquier
localidad de la región para apoyar a la comunidad.

Las medidas de cuidado que se han adoptado hacia los jóvenes, son entre otras, mantener
las distancias entre cada uno de ellos en sus actividades diarias, lavado permanente de
manos con jabón, limpieza de dependencias y suelos con cloro y desinfectantes,
separaciones con plásticos en áreas comunes como cuadras o habitaciones para dormir,
uso de mascarillas y guantes según corresponda y sanitizaciones permanentes y diarias
de dependencias.

Todo lo anterior, para que los jóvenes soldados se encuentren bien de salud evitando el
contagio del COVID-19 y así poder apoyar y ayudar a la comunidad en todo momento.
Por último, el Sargento 2do. Conscripto oriundo de Alto Mañihuales, Sebastián Santana
Huenchumir, de la Compañía Logística Divisionaria N°4 “Coyhaique”, comenta…”la
Compañía ha tomado varias medidas de seguridad contra el COVID-19, para evitar el
contagio de nosotros los soldados”…”le envío un saludo a mi familia, explicarles que
estoy bien, que me encuentro feliz haciendo mi servicio militar, contento porque estoy
ayudando a mi país…