El legislador instó al Gobierno a aumentar número de test y acusa que las cifras no de contagiados no son reales.
Coyhaique.- Como una “falsa calma” calificó el diputado Miguel Ángel Calisto la sensación que se genera por las cifras que mantienen a la región de Aysén como una de las menos afectadas por la pandemia del covid-19, afirmando que se realizan muy pocos exámenes y no se está tomando en cuenta el porcentaje de casos que pueden ser asintomáticos, por lo que asegura que la cifra de contagios regionales “no es real”.
A esto se le suma el instructivo del Gobierno que solicita la vuelta paulatina de los funcionarios públicos a sus trabajos presenciales y otras propuestas que apuntan a retomar el ritmo de vida, como la apertura de centros comerciales y el comercio en general, lo que puede generar esta sensación de seguridad cuando aun no se ha llegado al pic de los casos pronosticados por el propio Gobierno.
Ante esto, el legislador aseguró que “creo que acá hay una falsa calma. Quiero alertar a la gente, porque se nos ha dicho que hay siete casos en Aysén, siendo que en otras partes hay 70, 80 o cientos de casos. Pero hay que tener mucho cuidado respecto a las cifras, porque acá en la región hasta el 16 de abril solo se habían hecho 291 test, lo que equivale a un 0,3% de la población. En Osorno, Temuco, Santiago y otras zonas, se han hecho muchos test, por eso se ha disparado el número de contagiados”.
Calisto agregó que “el mismo Presidente ha dicho que mientras mayor cantidad de test se hagan, mayor será el control de esta pandemia. ¿Es posible determinar que la Región de Aysén no tiene más contagios, si sólo el 0,3% de la población regional se ha hecho el examen? Se debiesen estar haciendo test a la gente que trabaja en farmacias, a los funcionarios públicos que siguen atendiendo gente, a los carabineros, en fin, gente que sigue teniendo relación y cercanía social con otras personas”.
“Le pido a la autoridad, se lo hemos dicho en todos los tonos, que se haga la cantidad de exámenes necesarios. Acá se espera que llegue alguien con síntomas al hospital para hacerle el test. En otras regiones se lo están haciendo a la gente que trabaja en bancos, en las farmacias y en general a los que atienden público. Eso es lo que tenemos que hacer”, declaró.
El parlamentario indicó que “yo estoy seguro que la cifra de siete contagiados es falsa. Esto es una falsa calma, porque Hay estudios que un gran porcentaje de los casos son asintomáticos, entonces, puede haber muchos más casos que no han sido detectados en la región. Le pido a la autoridad que se haga un plan para aplicar el test más allá de las personas que tienen síntomas”.
Finalmente, el legislador se refirió a disponibilidad de ventiladores mecánicos, asegurando que “no confío que los estos aparatos estén en Santiago. ¿Qué pasa si el día de mañana colapsa el sistema en la capital y tenemos problemas también acá en la región? Creen que nos van a enviar ventiladores? Hemos pedido el cierre de la Región, porque siguen llegando turistas. La situación puede llegar a ser crítica si no tomamos las medidas pertinentes.