Buscan prevenir situaciones de hostigamiento y acoso sexual.

Coyhaique.- El actual escenario de emergencia sanitaria ha obligado a modificar el proceso académico y desarrollarlo de manera remota y con clases online. En este contexto, el Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad de Aysén, elaboró una serie de recomendaciones para evitar situaciones que pongan en riesgo a los y las estudiantes.

Julia Cubillos, Jefa de la Unidad de Aseguramiento de la Calidad y Análisis Institucional reflexiona acerca de cómo se gesta esta idea. “Este documento surge frente a las innovaciones pedagógicas a través de plataformas virtuales para concretar los procesos de enseñanza-aprendizaje en tiempos de emergencia sanitaria por Covid19. De esta manera, los temas de acoso y hostigamiento que estuvieron en la agenda de educación superior durante los años 2018 y 2019, tienen una orientación práctica, bajo este nuevo contexto”, señaló.
Así, las orientaciones contemplan por ejemplo, consultar los protocolos contra la violencia sexual, educación no sexista y discriminación arbitraria de las instituciones, que identifican y sancionan conductas que se pueden dar de forma presencial y/o virtual y establecer canales formales de comunicación (correo institucional y plataforma de educación virtual de la institución), evitando usar redes sociales o whatsapp, que pueden generar espacios informales y confusos, además de usar horarios adecuados.

Pastor Cea, Jefe del Departamento de Ciencias Sociales de la UAysén señala que es importante que todas las evaluaciones orales, retroalimentación de evaluaciones, tutorías personalizadas u otras estrategias docentes que requieran un trabajo individual sean grabadas. “Esto permitirá dejar un registro del proceso formativo, material importante a la hora de dilucidar cualquier situación conflictiva que pudiera darse en este tipo de espacios privados y virtuales”, indicó.

Entre las recomendaciones, se destaca que la intermediación en situaciones de conflicto es clave. En el desarrollo de las clases, de las evaluaciones, de las tutorías, pueden presentarse situaciones conflictivas, ya sea por interpretaciones inadecuadas de las situaciones, por formas de relación impropias o por confusión en los mensajes, entre otros.

“Por ello se insta a que estudiantes y docentes que identifiquen alguna situación conflictiva en la relación docente-estudiante, estudiante-estudiante, docente-ayudante, etc., informen bajo el conducto regular que corresponda a su institución (por ejemplo, jefatura de carrera) y soliciten la intermediación institucional inmediata (durante el semestre y no al término de éste), de manera de afrontar dicha situación de forma oportuna, sin afectar el proceso de enseñanza-aprendizaje”, agregó Cea.