La iniciativa, que será analizado por comisión de Economía de la Cámara Alta, propone prorrogar hasta en seis meses el pago de las cuotas pendientes.

Valparaiso.- Prorrogar hasta en un plazo máximo de seis meses el pago de las cuotas pendientes del crédito social otorgado a aquellos pensionados en situación de vulnerabilidad, es el objetivo central de un proyecto de ley presentado en los últimos días, por el senador David Sandoval.
La iniciativa señala que en el evento de que exista un acto o declaración de la autoridad competente que establezca medidas sanitarias o de seguridad interior, que impliquen la paralización de actividades en todo o parte del territorio del país, todas las Cajas de Compensación de Asignación Familiar que hayan otorgado un crédito social, por la sola solicitud del interesado, estarán obligadas a postergar dicho pago. “A través de distintas normas, hoy día el Gobierno ha estado incorporando beneficios de distinta naturaleza, y nosotros acabamos de ingresar un proyecto de ley que apunta a permitir que los adultos mayores que deseen, de manera voluntaria, postergar el pago de las cuotas de sus créditos sociales, las Cajas lo puedan disponer”, señaló Sandoval.
En el país, indicó, son alrededor de 600 mil adultos mayores los que mantienen créditos sociales vigentes en las diferentes Cajas de Compensación, por lo cual relevó la importancia de avanzar en una norma de este tipo. “Hemos sabido que algunas Cajas ya están ofreciendo a sus asociados la postergación de las cuotas durante estos meses, lo que se agregará al final del crédito. (Pero) lo que queremos con esto, es que sea una aplicación de carácter universal”, precisó.
En esa línea, el parlamentario espera una expedita tramitación del proyecto, considerando que para muchos adultos mayores estos créditos “les permite su propia subsistencia, comprar medicamentos o incluso gastos de alimentos, etc”.
“Esperamos de parte de las propias cajas, una reacción automática a este tipo de beneficios que, a la larga, lo único que busca es darle un respiro y alivio a la condición económica que puedan estar viviendo adultos mayores que hoy mantengan créditos sociales vigentes”, agregó.
Cabe señalar que la iniciativa legal que propone el legislador, se encuentra actualmente en trámite en la comisión de Economía de la Cámara Alta.

Cifras
En cuanto a cobertura de pensionados afiliados a las Cajas, de acuerdo a las estadísticas de la Superintendencia de Seguridad Social SUSESO, a febrero de 2020, una cifra de casi 1.457.000 adultos mayores pensionados se encontraban afiliados a una CCAF, quien son importantes demandantes de créditos sociales, al mantener una cartera de operaciones, cuyo monto en capital es superior a los $384.600 millones (cifra a diciembre 31 de 2018) y un número estimado de más de 450.000 operaciones vigentes. Es decir, uno de cada tres pensionados afiliados a una Caja tiene un crédito vigente.
Además del ingreso que representan los créditos demandados por los pensionados a las Cajas, ellos son los únicos afiliados que pagan una comisión a ese sistema, que hoy alcanza a un 1% de la pensión que reciben, la que puede subir hasta un 2% mensual.
Debido a la obligación de descontar la comisión, actualmente las Cajas muestran un nivel de morosidad de cero en el cobro de dicha comisión.