“En Raúl Marín Balmaceda estamos trabajando en la conservación del Aeródromo, infraestructura que es vital para el desarrollo económico de la zona, el que se ha ido afiatando especialmente en la última década con la acuicultura, el turismo y la población.

Nuestras estadísticas indican que durante estos últimos años hubo un promedio cercano a las 70 operaciones aéreas anuales en este Aeródromo y que el foco está centrado en la industria salmonera, pero la idea es que este Aeródromo esté operativo en forma permanente para todo tipo de usuarios y especialmente cuando se requiere evacuaciones aeromédicas lo que es muy relevante para la comunidad, por esta razón es que estamos conservando este Aeródromo y hoy llevamos un avance de 92% en las obras, con una inversión cercana a los $340 millones, y se han efectuado una serie de mejoras como la restitución de la rasante de la pista, el retiro y reinstalación del adocreto existente, reperfilado profundo de la pista, conservación del área de movimiento y de la franja de seguridad para mejorar el escurrimiento de las aguas superficiales, entre otros garantizando con ello la operatividad de este Aeródromo atendiendo las necesidades de la localidad -que tiene una población cercana a los 239 habitantes- durante todos los días del año, de manera que las maniobras de aterrizaje y despegue se desarrollen en forma segura. Los trabajos tienen como plazo de término el segundo semestre de este año, y  van en directa relación con el mejoramiento de la conectividad, especialmente en los sectores más aislados y en donde las condiciones de traslado son más complejas, por lo tanto mejorar la conexión sea aeroportuaria, portuaria o vial son esenciales, y son obras que se encuentran incluidas en nuestro programa de gobierno, para el que trabajamos decididamente”, destacó el SEREMI del MOP.