Leuquén recordó que “el Gobierno ingresó un veto presidencial al proyecto Ingreso Familiar de Emergencia que la oposición había aprobado sin monto, dejando sin el beneficio a más de 1,7 millones de hogares que hoy lo necesitan más que nunca”.

Aysen.- La parlamentaria añadió que “este proyecto representa el gasto más grande que se ha hecho en transferencias directas a las personas, después de la Pensión Básica Solidaria.

Establece el mismo beneficio para todos los hogares con ingresos exclusivamente informales que pertenezcan al 60% de los hogares más vulnerables en los meses de emergencia, sin hacer distinción para aquellos que se ubicaban entre el 41% y 60% más vulnerable”, aseveró.

Por otra parte, dijo que “se suman nuevos hogares beneficiarios con los hogares que pertenecen al 80% más vulnerable del país y que tienen al menos un adulto mayor de 70 años o más, beneficiarios de la Pensión Básica Solidaria de Vejez; a diferencia del proyecto inicial que excluía otros ingresos familiares como el de la Pensión Básica Solidaria. Éstos recibirán dos pagos, correspondientes al segundo y tercer pago del beneficio.

Gracias a este veto, se sumarán 244.588 nuevos hogares a los considerados en el proyecto inicial, con un mayor gasto de US$31 millones”.

Para finalizar informó que “el veto fue votado por la Sala de la Cámara, y esperamos que en estas iniciativas sociales la oposición mejore su disposición política porque se estan votando beneficios directos para la población que más lo necesita en el actual contexto de crisis sanitaria y económica”.