Durante 7 días un equipo del departamento de obras de la Municipalidad de Cochrane se trasladó hasta al sector Colonia Sur para realizar el reperfilado de un camino rural contruído a pulso por los propios pobladores de este sector del otro lado del Baker, y que durante el año pasado, en el mes de febrero sufrió el gigantesco incendio que arrasó con cientos de hectáreas en sus campos.

El trabajo implicó el traslado de la retroexcavadora municipal hasta el sector, lo que incluyó el bandeo de la máquina por el Baker en la antigua balsa operada por los mismos pobladores. Sin lugar a dudas un trabajo titánico, pero que bien vale la pena para llevar la ansiada conectividad a los vecinos de Cochrane que hacen patria en estas tierras.

En conversación con el alcalde Patricio Ulloa, don Humberto Rivera, antiguo poblador del sector , se mostró muy agradecido por la labor realizada, señalando que este camino le permitirá sacar leña y madera de su campo, de tal forma de tratar de aprovechar algo los cientos de árboles quemados durante el incendio, y también sacar los cereales si es que logra sembrar. Tal como lo destaca también su señora, doña Isabel, quien junto con agradecer los trabajos desarrollados por los equipos municipales, destacó que“ahora nos quedara más fácil para ir al pueblo”.

Según destaca el alcalde Ulloa, la idea con este mejoramiento, que les permitirá llegar en vehículo hasta sus hogares, “es ayudar al mundo rural, principalmente a la gente más esforzada, de mas lejos, con el fin de que tambiéen tengan la posibilidad de tener un camino, de llegar en vehículo, de traer sus cosas. En el fondo, que la vida se les haga más fácil”.

El mejoramiento de este camino, benefició a los pobladores Agustín Rueda y Humberto Rivera, con el reperfilado de 4,5 y 6,5 kms de camino y la instalación de alcantarillas proporcionadas por los mismos propietarios quedando con un camino operativo para su trabajo en el campo.

La lucha de estos pobladores y el municipio por la ansiada conectividad hacia sus campos lleva años. Sin embargo, y tal como señala el alcalde Ulloa, esto se ha visto dificultado por la negativa de la familia Puchi, dueños de campos en el sector, a permitir la construcción del camino.

El alcalde Patricio Ulloa espera que en algun día se pueda terminar este camino, que este finalmente logre pasar a cargo de vialidad, para que los esforzados pobladores, quienes han luchado por años, puedan mejorar su calidad de vida, puedan sacar otros productos de sus campos, producir más y eso se consigue muchas veces, indica el edil, “únicamente con camino”.