Como ha sido tradicional para el Ejército de Chile, cada año se conmemora en todas las unidades militares a lo largo del país, el “Día del Soldado Conscripto”, es así como este lunes 18 de mayo, se realizará un reconocimiento a los jóvenes que realizan el Servicio Militar y a quienes este año, muy particularmente les ha tocado vivir una experiencia especial producto de la pandemia que afecta al mundo entero y que se han encontrado apoyando a los habitantes de la Región de Aysén en diferentes actividades para ayudar a prevenir el contagio del Coronavirus. Estos jóvenes soldados que en tiempos de conscripción normal ya hubiesen terminado el servicio militar, llevan casi 14 meses sirviendo al país y a la comunidad, alargando su labor en beneficio de la comunidad.
En estos tiempos de Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe por Calamidad Pública, jóvenes de las Regiones Metropolitana, de O’Higgins, del Biobío y de la propia Región de Aysén, cumplen con su deber cívico en esta zona austral del país, enfrentando una pandemia que amenaza al mundo, y cuyo trabajo y aporte tiene la única finalidad de proteger a la ciudadanía.
El Soldado Conscripto Rodrigo Badilla Flores, oriundo de Rancagua, perteneciente al Regimiento N°8 “Chiloé”, relata sus experiencias “Me he desempeñado en diferentes tareas preventivas en los puntos de control de la comuna de Aysén, estuve 15 días desplegado en Puerto Cisnes en los controles de puerto, barrera de control sanitario y patrullaje nocturno durante el toque de queda”. Además, recalcó “me siento muy orgulloso de vestir este uniforme y ayudar a la ciudadanía en estos difíciles momentos, y dar a conocer la importante labor que realizamos día a día”.

Cabe destacar el rol de las mujeres, quienes realizan en forma voluntaria el Servicio Militar y que hoy debido a la contingencia también se encuentran desplegadas apoyando a la comunidad y realizando distintas labores, como es el caso de la Soldado Conscripto, María Ignacia Huichapillan Bórquez, oriunda de Coyhaique, de dotación del Destacamento Motorizado N°14 “Aysén”, quien nos relata “ Siempre quise ingresar al Ejército, servir a mi país, apoyar a la comunidad en las emergencias…en este Estado de Excepción me ha tocado estar en los patrullajes y puntos de control, además de distintas actividades en el Destacamento, hacer el Servicio Militar ha sido para mí un gran experiencia”, además nos cuenta que tiene intenciones de seguir la carrera militar, postulando a la Escuela de Suboficiales del Ejército.

Muchos ciudadanos, en distintas épocas, han realizado el Servicio Militar y han continuado la carrera militar, como es el caso del Soldado de Tropa Profesional Manuel Alexander Castillo Díaz, quien actualmente se desempeña en el Regimiento de Infantería N°1 “Buín” en Santiago y que fue conscripto en la Compañía Logística Divisionaria N°4 “Coyhaique”, en sus palabras nos señala: “inolvidable mi período de conscripción en la Patagonia, conocí muy buenos amigos y viví excelentes experiencias, las cuales me hicieron seguir esta hermosa carrera”.

Finalmente, el Jefe de la Defensa Nacional de la Región de Aysén, General de Brigada Joaquín Morales Burotto, agradeció el apoyo de los padres y familiares de los jóvenes conscriptos, considerando que sus hijos se encuentran lejos de sus familias apoyando a nuestros compatriotas, ya que desde un principio han estado presentes con una palabra de aliento hacia sus hijos para que continúen colaborando en las distintas localidades de la región para proteger a sus habitantes del contagio del Coronavirus.