La senadora de la Región de Aysén, Ximena Ordenes, aseguró que las líneas de ayuda social anunciadas por el Gobierno -mediante canastas familiares a los hogares más vulnerables del país- necesita de mayor claridad sobre sus alcances, afirmando que “se pudo utilizar un mecanismo más expedito e inmediato, como la distribución directa de recursos a cada familia”.
Aysen.- Luego del anuncio del Presidente de la República sobre la repartición de 2,5 millones de canastas de alimentos y elementos de limpieza a las familias vulnerables del país, el Ministro de Desarrollo Social posteriormente aclaró que sólo abarcaría al 70% del 40% más vulnerable, para nuevamente corregir que se refería al 70% de los hogares vulnerables de las comunas que se encuentran en cuarentena en la Región Metropolitana.
Tras ello, la senadora Ordenes afirmó que “han existido mensajes confusos por parte de la autoridad nacional, lo que no ayuda a aliviar la incertidumbre que atraviesan los hogares del país”, y en el plano local, la parlamentaria dijo que “se debe precisar cómo y cuándo se entregará ayuda a las familias vulnerables de la Región de Aysén.
“Hasta el minuto, entendemos que los 2,5 millones de canastas familiares se están financiando desde los Gobiernos Regionales; es decir, son los territorios los que se están haciendo cargo de este anuncio”, señaló.
Frente a ello, la senadora Ordenes aseguró que “el formato de una canasta tiene varias desventajas: primero, incluye una logística física que complejiza el proceso; segundo, hay gastos de intermediación; y, tercero, hay contacto físico, que no podemos soslayar considerando los aspectos de prevención de la pandemia”.
Añadió que “otro aspecto de la entrega de canastas es que representa un formato que se demora en llegar a los hogares, debido a la logística que significa distribuir 2,5 millones de canastas de alimentos. Desde nuestra perspectiva, se pudo utilizar un mecanismo más expedito e inmediato, como la distribución directa de recursos a cada familia, a través de depósitos de dinero para la adquisición de alimentos, lo que fue recomendado por distintos expertos y organismos, como el Colegio Médico”.
La senadora dijo además que “existen otras alternativas que son más directos, rápidos y eficaces, como incorporar el modelo de tarjeta digital por hogar, consistente en transferencias electrónicas a beneficiarios de bajos ingresos o sin ingresos, de montos que se depositan en tarjetas para adquirir alimentos en almacenes y supermercados locales, experiencia realizada con éxito en países como España, México, Panamá y Estados Unidos”.
“Ha quedado de manifiesto en comunas de Santiago que la precariedad económica está instalada y en la Región de Aysén vemos que la economía se está resintiendo. No queremos que la situación de precariedad y falta de alimentos se agudice, y por ello sostengo que se necesita mayor claridad y rapidez en la entrega de la ayuda a los hogares de nuestra Región”, dijo Ordenes, insistiendo además que es fundamental la coordinación del Gobierno con los municipios y las organizaciones sociales para la distribución de la ayuda.
“Queremos transmitir al Gobierno que las medidas deben ser inmediatas dado el nivel de aumento de la crisis y la extensión de las cuarentenas, y que las medidas que se adopten deben tener, principalmente, un criterio de inmediatez. La ayuda no puede llegar en uno o dos meses más. La ayuda debe llegar en pocos días, porque hay mucha gente que está pasando hambre, y eso nos debe movilizar como sociedad en general”, aseguró la senadora Ximena Ordenes.