A través de una videoconferencia se realizó la primera sesión del nuevo Consejo Consultivo del Medio Ambiente para la región de Aysén 2020; los participantes conectados desde localidades como Coyhaique, Puerto Aysén y Raúl Marín Balmaceda, recibieron la bienvenida de la Seremi del Medio Ambiente, Mónica Saldías y se informaron sobre sus nuevas funciones, tareas y desafíos.
“Este es un mecanismo de participación ciudadana, creado para discutir sobre como hacemos las políticas, los planes y programas medioambientales, y es muy importante pues es el nexo que nos permite fortalecer esta relación que tenemos desde la Seremi del Medio Ambiente con la sociedad civil organizada, porque cada uno de nuestros representantes son parte de una institución o sector de la comunidad”, explicó la Seremi, agradeciendo la disposición de los representantes por formar parte de esta instancia voluntaria tan relevante.
El Consejo Consultivo Regional del Medio Ambiente está compuesto por nueve representantes de diversos rubros de la sociedad civil, con una duración de dos años, prorrogable por una sola vez.

La labor que realizan los miembros del Consejo como órgano asesor en temas ambientales es fundamental, pues están facultados para entregar su opinión, consultar y debatir en temas de gran importancia medio ambiental como: anteproyectos de ley y anteproyectos de decretos supremos que fijen normas secundarias de calidad ambiental, de preservación de la naturaleza y conservación del patrimonio ambiental, de planes de prevención y de descontaminación, de regulaciones especiales de emisiones y de normas de emisión, que afecten al territorio regional y les sean sometidos a conocimiento.

El nuevo Consejo está compuesto por ocho representantes de diversos rubros de la sociedad civil, desde las organizaciones sociales se suman al Consejo 2020 la ONG Aumén y Fundación del Área Marina Protegida Pitipalena Añihué; la academia estará representada por INACAP y la Universidad de Aysén; las organizaciones sindicales, cuentan con la participación del Colegio Médico y Colegio de Arquitectos; mientras que el mundo privado se integra a través de la Cámara Chilena de la Construcción y la Corporación para el Desarrollo Productivo del Litoral Aysén.

“Primera vez que formamos parte de este Consejo y mucho más grato es saber que dos de las organizaciones civiles que forman parte de este consejo son organizaciones que promueven la conservación en la Patagonia tanto marina como terrestre, así que es doblemente grato ver que el esfuerzo de nosotros como organizaciones que promueven la conservación en los territorios, desde la gente, desde las localidades, está tomando tanto valor para el Ministerio del Medio Ambiente”, comentó la representante de ONG Aumén, Karina Ocampo

Una de las primeras tareas realizadas por el nuevo Consejo fue la elección de su directiva, nombrando a Sebastián Ibarra, académico de la Universidad de Aysén como el
Presidente del Consejo Consultivo, y a Karina Ocampo de ONG Aumen como Secretaria.

“Para nosotros como Universidad de Aysén es muy importante participar, no solo en esta instancia, sino en todas las instancias en que podamos incidir desde nuestro quehacer, que es por una parte la enseñanza, pero también en nuestras áreas de investigación, en las cuales estamos aportando a la región, y que mejor que en una instancia que es institucional, que es formal para la ejecución de las políticas públicas en las temáticas medioambientales”, destacó el recién electo Presidente del Consejo

Finalmente, la Seremi del Medio Ambiente agradeció la gestión del antiguo Consejo y se puso a disposición de los nuevos miembros, que recibieron como primera tarea la revisión del informe de la cuenta pública correspondiente a la gestión 2019 de la Seremía, instrumento desde donde marcarán la hoja de ruta para los próximos 2 años.