Once son las familias beneficiadas con el proyecto de Saneamiento Sanitario Rural  desarrollado por el Municipio de Cochrane en los sectores Lago Vargas y Río Ventisqueros, ubicados a unos 75 kms. al sur de la ciudad de Cochrane, y que se está llevando a cabo desde hace ya varios meses, y que a la fecha presenta sobre un 60% de avance en sus obras.

Hasta este sector se trasladó hace algunos días el  alcalde Patricio Ulloa y equipos técnicos municipales, para chequear en terreno el avance de las obras que han sido desarrolladas por el contratista local Carlos Hernández, significando una inversión superior a los 155 millones de pesos financiados a través de la Subdere.

En esta visita se pudo apreciar en terreno el positivo impacto que tiene para los pobladores rurales de Cochrane iniciativas como esta, que implican un cambio notorio en su calidad de vida, y que también implican un gran trabajo para los contratistas, que al igual que los pobladores deben luchar con la difícil y aislada geografía para trasladar sus elementos de trabajo hasta sector.

Asi lo destacó el alcalde Patricio Ulloa, quien señaló que “este es un programa que va directo a las familias, para mejorar la calidad de vida de los pobladores del mundo rural”.

El proyecto, según lo que señala Marcelo Haro, director de Secplac,  involucra la captación de agua, la construcción de un baño o mejoramiento del baño existente, agua caliente para ducha, lavamanos y lavaplatos a través de la incorporación de un termo bullón.

Al mismo tiempo el profesional destaca que este proyecto tiene una gran amplitud geográfica, teniendo beneficiarios que se emplazan desde el sector puente los Ñadis y lago Vargas, hasta beneficiarios que quedan del otro lado del río Baker.

En esta oportunidad visitaron a don René Paillacar y su señora Rosa Soto, quienes viven bien retirados de la carretera austral y quienes para llegar a su casa deben hacerlo sólo a través de un estrecho sendero de unos cuantos kilometros, mismo lugar por el cual, para desarrollar esta obra, debieron llevar los materiales a punta de pilcheros o simplemente cargados al hombro para construir las soluciones sanitarias integrales.

Por eso tal vez, la gran alegría de la señora Rosa, al tener ahora un baño conectado a su casa, con agua calentita y potable en su cocina y baño, algo que la tiene realmente muy contenta y agradecida.

Carlos Hernández, contratista responsable de la obra, destacó que cada solución incluye un baño, con su respectivo  pie de ducha, wc, lavamanos, cerámica en piso y muros; con instalaciones de fosas y drenes para las soluciones particulares de alcantarillado  y el mejoramiento de las tomas y redes de agua, potabilizando además el agua que consumen los pobladores. Según agrega estas obras también han significado todo un desafío para su equipo por lo difícil que ha sido llegar con los materiales hasta los campos de algunos pobladores.

El alcalde Patricio Ulloa, junto con destacar la labor de los equipos técnicos de Secplac responsables de diseñar estos importantes proyectos, también valoró el trabajo del contratista y agradeció el financiamiento entregado por la Subdere, el que tiene un gran impacto en la vida de los pobladores de los distintos sectores rurales hasta donde han podido llegar con estas soluciones sanitarias particulares.

Finalmente, en esta visita, para constatar el grado de avance de este importante proyecto,  también visitaron  y revisaron el avance de las obras, en los campos de don  Isidoro Pino y don Simón Arriagada, quienes también  expresaron su alegría por este gran avance en sus hogares.