La creación de 600.000 puestos de trabajo directos e indirectos en un período de tres años (240.000 en 2020 y 360.000 en 2021 y 2022) es el objetivo central del “Plan de Empleo y Reactivación” presentado por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) y que constituye un aporte del gremio ante el urgente desafío de crear fuentes laborales y reimpulsar la economía mientras las condiciones sanitarias así lo permitan.

Asimismo, la propuesta contempla otros objetivos prioritarios tales como satisfacer las demandas sociales asociadas a vivienda, equipamiento urbano e infraestructura básica, lo cual se llevará a cabo mediante un impulso a la inversión y un estrecho trabajo colaborativo entre el sector público y privado.

Ante esto, el presidente de la CChC Coyhaique, Manuel Suazo, señaló que “estamos ante la peor crisis de las últimas décadas, por lo que cómo salgamos de ella dependerá la capacidad que tengamos de lograr los acuerdos; es el momento de construir una nueva alianza público-privada, entendiendo que la actividad de la construcción depende de la fortaleza de esta alianza. Y sobre esta base es posible crear empleo e impulsar el crecimiento económico”.

De acuerdo a la propuesta, el gremio proyecta para la región de Aysén la creación de casi 9 mil puestos de trabajo directos e indirectos; 1.748 enfocados al sector vivienda y 7.245 al área de infraestructura, alcanzando una inversión pública total de 278 millones de dólares a materializar entre 2020 y 2022.

Sobre los empleos en vivienda, estos se dividirían en la construcción de viviendas de integración social y territorial, en la resolución de incertezas, en la construcción de un plan piloto de arriendo protegido, en nuevos subsidios para mejoramiento de viviendas y barrios y en la construcción de viviendas para sectores vulnerables.

En cuanto a las plazas de trabajo en infraestructura, estas se generarían a través de la ejecución de proyectos para mejorar la movilidad urbana e interurbana, la construcción de un proyecto de colectores de agua lluvia y la construcción de cuatro proyectos de infraestructura hospitalaria.

Cabe recordar que los dineros inyectados a la industria de la construcción explican la mayor parte de la inversión agregada del país, aportando el 7% del PIB y 9% del empleo nacional. Esto llevado a cifras regionales, el sector construcción pondera el 6% del PIB y el 13% del empleo local, según datos proporcionados por el Banco Central y el Instituto Nacional de Estadísticas, lo que para el titular del gremio regional responde a la importancia de “impulsar este plan para agilizar los procesos y lograr lo antes posible la reactivación económica en todas las localidades de la región, entendiendo que somos el motor de la economía”.

Por último, Suazo puntualizó que el “Plan de Empleo y Reactivación” elaborado por la Cámara de la Construcción será presentado a las autoridades regionales con el objetivo de que tomen conocimiento del mismo, de manera que entre todos colaboren decididamente a dar marcha al país sin distinción alguna, dado que la solución es obra de todos.