Con total éxito finalizó en los jardines infantiles de Fundación Integra de la región de Aysén la cuarta entrega de canastas de alimentos de JUNAEB, permitiendo beneficiar a 844 niños y niñas de los 19 jardines infantiles y salas cuna, más la modalidad Jardín Sobre Ruedas, en esta parte del país.

La directora regional de Fundación Integra en la región de Aysén, Isabel Roncallo Fandiño, destacó “el compromiso y entusiasmo que han puesto nuestras trabajadoras de los jardines infantiles y salas cuna de la región es destacable ya que nos permite poder asegurar la alimentación para estos niños y niñas por dos semanas y poder llegar a familias con alimentación acorde a las necesidades alimentarias de ellos”.

El jefe del Departamento de Promoción y Protección a la Infancia (DPPI) de Fundación Integra, Felipe Águila Villarroel destaca que estas acciones han sido coordinadas y tomando en cuenta las medidas de seguridad interpuestas por la autoridad sanitaria, tanto para funcionarias como para los padres y apoderados que acuden a estos establecimientos.

El jefe de DPPI destacó “el trabajo desarrollado por los equipos, ya que el proceso fue bastante rápido y permitió el armado y entrega en corto tiempo”. A la vez recordó lo importante de “la coordinación entre los equipos y los apoderados en la entrega de estas canastas ya que esto permite que los productos perecibles lleguen a las familias lo más rápido posible”.

La directora del Jardín Infantil “Tía Nora” de Puyuhuapi, Cintia Lazcano destaca los protocolos de acción que han desarrollado para la entrega de estas canastas y en la que “como equipo educativo, y a la que se suman las manipuladoras de alimentos, nos reunimos una hora antes en el establecimiento para realizar el orden y limpieza del jardín infantil, no sin antes haber todo la temperatura y un relleno de encuesta teniendo claridad del estado de salud de cada uno de quienes participa de esta actividad”.

Por su parte, la directora del jardín infantil “Mackay” de Coyhaique, Katherine Ugarte destaca “que en todos estos procesos de entrega de canastas JUNAEB hemos tenido familias que no pueden retirar este beneficio en el jardín y como equipo nos hemos coordinado para hacerlas llegar hasta los hogares de los niños y niñas”. A la vez destacó que “esto ha servido para que nosotras como equipo educativo podamos ver las condiciones de nuestros niños y hemos tenido una excelente recepción por parte de las familias”.

Finalmente, cabe destacar que estos espacios de entrega de canastas JUNAEB han permitido, además, la entrega de material educativo y fungible –todo preparado por los equipos educativos de cada establecimiento- para que las familias y apoderados puedan trabajar con los niños en sus hogares y seguir desarrollando aprendizajes en ellos.