La senadora Ximena Ordenes, realizó en el año 2019 las gestiones para que la Superintendencia de Servicios Sanitarios instruya realizar un nuevo estudio tarifario que permita determinar un menor costo del agua en la Región de Aysén, proceso que comenzará a concretarse a partir de este Viernes, tras 15 sin años sin contar con una actualización en la materia.
Aysen.- La noticia fue dada a conocer en reunión por videoconferencia sostenida este miércoles 24 de Junio entre la Senadora Ordenes y el Superintendente de Servicios Sanitarios, Jorge Rivas, quien informó la decisión de la institución fiscalizadora que exigirá a la empresa sanitaria regional un nuevo estudio de tarifa de servicios de agua potable y alcantarillado, marcando una gran diferencia respecto de los dos procesos anteriores de revisión tarifaria donde se había llegado a acuerdo con la empresa Aguas Patagonia para mantener los cobros por servicio.
El proceso comenzará este viernes con la publicación de las bases del nuevo estudio tarifario y los resultados de este determinarán la nueva estructura de tarifas que regirá desde el 28 de noviembre de 2021, fecha en la que expira el periodo de vigencia de los actuales precios vigentes desde hace 15 años.
Para la senadora Ximena Ordenes, “es una buena noticia, dado que las gestiones que iniciamos durante el año pasado buscando reducir las tarifas de agua en la Región de Aysén han tenido un avance importante, y comenzaron con una reunión el día 07 de noviembre de 2019 que sostuve con el Ministro de Obras Públicas, cartera de la cual depende la Superintendencia de Servicios Sanitarios, ocasión en la que hice entrega de una carta que fundamenta la necesidad de revisar la estructura tarifaria vigente desde 2005 y que tiene a la región sumida en un elevado costo de los servicios sanitarios, siendo los más altos de Chile, según el último informe de gestión de la Superintendencia”.
Agregó que “con la realización de un nuevo estudio tarifario se reconoce que mantener las tarifas durante los dos procesos de estudio anteriores por una parte le ha entregado un elevado margen de ganancia a la empresa sanitaria regional superior al 60% de rentabilidad patrimonial promedio anual los últimos 5 años; y, por otro lado, ha tenido como consecuencia una elevada tarifa que pagan a los usuarios, lo cual no resiste más y debe ser sometida a revisión para definir un menor costo”.
“La tarificación de servicios básicos debe responder a un nuevo modelo justo que garantice costos racionales y no todo sea garantizar rentabilidad mínima al privado. Debe responder a un modelo donde las eficiencias que ha experimentado la industria en los últimos 15 años se vean reflejadas no solo en la rentabilidad que ganan las empresas privadas sino también en que las cuentas de fin de mes de las personas no sean tan altas”, señaló la parlamentaria.
Además, Ordenes dijo que, de acuerdo al informe sanitario 2018 de la Superintendencia, a nivel nacional el costo promedio del agua potable llega a los 1,31 USD/m3 mientras que en la Región de Aysén se paga 3,12 USD/m3 más que duplicando el doble del promedio nacional, superior incluso que regiones del norte como Antofagasta o Atacama, donde existe un evidente problema de escasez hídrica, lo cual contrasta con la abundancia de agua en nuestra región.
“La gran disponibilidad de agua en nuestra región no guarda ninguna relación con el costo del agua potable que pagamos en la cuenta mes a mes, siendo la más cara de Chile, pagamos más del doble que el promedio del país, lo que con este estudio tarifario debería comenzar a revertirse”, señaló.
Asimismo, la senadora valoró y agradeció la disposición de la Superintendencia de Servicios Sanitarios de acoger esta solicitud, “que veníamos planteando desde que asumí como senadora, por lo que abre una luz de esperanza ante el difícil panorama económico que tendrá que enfrentar nuestro país a raíz de la crisis sanitaria internacional, para aliviar el costo de vida de los habitantes de la región de Aysén”.
“Los servicios básicos domiciliarios son indispensables ante la crisis sanitaria, y aún más, la red de suministro de agua y alcantarillado. Para familias que han visto afectados sus bolsillos por el costo de este servicio -no solo ahora, sino durante años- una rebaja de la tarifa es indispensable y urgente, y esperamos que se concrete a partir de 2021 con una rebaja en las tarifas como resultado de este estudio”, dijo la senadora Ximena Ordenes.