Coyhaique.- Campeonatos de baby fútbol y vóleibol se han llevado a cabo en el Centro Penitenciario de Coyhaique, actividades que han sido claves durante la pandemia para el bienestar físico y emocional

Desde hace varios años existe un trabajo colaborativo entre Gendarmería, el Ministerio del Deporte y el Instituto Nacional del Deporte (IND) a través del programa “Actividades Deportivas en Recintos Penitenciarios”, iniciativa que contempla la ejecución de talleres de baby fútbol y vóleibol para hombres y mujeres que cumplen condena en el recinto penitenciario de la capital regional.

Estas actividades de desarrollaron sin problemas hasta que se declaró la pandemia y debieron suspenderse. Sin embargo, hace un par de semanas el IND realizó un aporte en implementación deportiva con el objetivo de que la población penal continúe ejercitándose y sobrelleve de mejor forma el confinamiento.

En este sentido el Seremi del Deporte, Rodrigo Cubilla Retamal, comentó que “la actividad física en recintos penitenciarios son parte de los programas que ha impulsado el Mindep junto al IND, cuyo objetivo es realizar actividades deportivas recreativas dirigidas a la población penal con la finalidad de colaborar con los procesos de readaptación, reinserción e integración social y esperamos el próximo año retomar los talleres a través de nuestros monitores” .

Asimismo, Luis Díaz, encargado del área técnica del Centro de Cumplimiento Penitenciario Coyhaique CCP, señaló que “dentro del trabajo que realiza el Área de Reinserción Social de Gendarmería, es esencial el deporte y la recreación, más aún en el contexto actual de pandemia, contingencia en la que debemos continuar desarrollando actividades que permitan la distracción. Para ello ha sido fundamental la colaboración del IND ya que gracias a sus aportes se pudo implementar de forma inmediata campeonatos de tenis de mesa y fútbol”. Díaz agregó que “queremos seguir mejorando y uno de nuestros anhelos es instalar máquinas de ejercicios con el propósito de disminuir los niveles de ansiedad y reforzar las instancias de esparcimiento y el buen uso del tiempo libre de nuestros internos”.

La unidad penal de Coyhaique cuenta actualmente con una población cercana a las 120 personas, en su mayoría de hombres, de ellos alrededor de 10 son mujeres, mientras que el 54% de la población penal obedece a jóvenes entre los 18 y 30 años de edad.