Cada año, el 09 y 10 de julio, todos los jóvenes que ingresan al Ejército de Chile, ya sea a la Escuela Militar, Escuela de Suboficiales o a cumplir el Servicio Militar, desde Arica a Punta Arenas, participan en la tradicional ceremonia del Juramento a la Bandera, la cual se realiza con motivo del patriotismo, valentía y sacrificio que demostraron los 77 jóvenes chilenos que en el año 1882, mientras se desarrollaba la Guerra del Pacífico, murieron peleando por

Chile, en la localidad de Concepción en la sierra peruana.
Este año, 138 años después y producto de la pandemia, la ceremonia no se realizará, pero las motivaciones y convicciones de los soldados de todos los grados para cumplir su juramento día a día, están más presentes que nunca.

El apoyo a la comunidad en más de 110 días de Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe por Calamidad Pública, hacia los chilenos y hacia quienes habitan nuestro país, ha sido incondicional, permanente y efectivo, día y noche, con la única intención de ayudar a los habitantes de la Región de Aysén a contener y minimizar el riesgo del contagio de Coronavirus para proteger su salud.

Los apoyos realizados en la Región de Aysén se resumen en la siguiente tabla:

El compromiso con Chile, la solidaridad, la ayuda desinteresada y el anhelo de vencer a la pandemia, es la mayor motivación que tienen los soldados que hoy están en las calles apoyando en distintas actividades y en toda la Región de Aysén, para contribuir al esfuerzo sanitario y así lograr que las personas se encuentren fuera de riesgo de contagio, cumpliendo su juramento tal como lo menciona una de sus estrofas,…”servir fielmente a mi Patria, ya sea en mar, en tierra o en cualquier lugar, hasta rendir la vida si fuese necesario…”