Parlamentario envió carta a Presidente Sebastián Piñera, en la que plantea se suspendan o flexibilicen pagos de aranceles, entre otros puntos.

Aysen.- “Uno de los problemas de mayor impacto que ha traído la pandemia, en el ámbito de la educación superior, ha sido la masiva suspensión de clases presenciales, lo cual ha traído diversos inconvenientes”. Así lo afirmó el senador David Sandoval Plaza, en una carta enviada por el parlamentario al Presidente Sebastián Piñera, a fin de que se consideren una serie de medidas que atiendan los problemas y dificultades que han tenido que enfrentar estudiantes que siguen estudios superiores y sus familias, a raíz de la crisis sanitaria.
Y esto, pues a juicio de Sandoval, muchas instituciones de educación superior aún no han asumido, en su totalidad, la compleja realidad actual, donde miles de personas tienen serias dificultades en el pago de aranceles y matrículas, más si se considera que muchas de las actividades académicas están reducidas a lo mínimo. “Producto de estas complejidades, se han presentado consecuencias en distintos ámbitos. Según un informe entregado por el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC), en el mes de abril pasado, se recibieron más de 1.100 reclamos hacia las universidades, relacionados con la emergencia sanitaria, apuntando principalmente a reclamos y rebajas en los aranceles”, indicó.
A esto se agrega el aumento en la deserción de nueve mil estudiantes, durante el primer semestre de este año, relacionado con 17 planteles educativos, como publica este miércoles diario La Tercera.
Otro punto es lo que tiene que ver con los gastos en los que deben incurrir las familias de aquellos estudiantes que deben migrar de sus hogares para seguir estudios superiores, entre ellos, arriendo de viviendas, gastos básicos, movilización, material académico, entre otros. “Se hace insostenible de soportar, para cualquier familia de clase media, en el contexto de la actual pandemia”, afirmó.
Este panorama, agregó, también se ve agudizado en zonas extremas. “En Aysén, tenemos 4.635 jóvenes que estudian fuera de la región, muchos de los cuales han solicitado ayuda para el retorno a sus hogares”, puntualizó.
En esa línea, el legislador criticó también la efectividad de las clases a distancia. “Muchas instituciones, con el fin de mantener el servicio educativo, han optado por implementar sistemas vía online, sin embargo, esto tiene diversos problemas en la aplicación y en su ejecución, tales como la inestabilidad frecuente del servicio de internet, falta de insumos académicos, carencia de lugares de trabajo apropiados, entre otros”, precisó.

Propuestas

Y es en ese contexto, que Sandoval hace una serie de propuestas, para enfrentar de mejor manera el actual escenario, para que la alternativa no sea endeudar más a la gente.
La primera, es una línea de financiamiento directo a las instituciones de educación superior. “Es de suma necesidad elaborar un conjunto de acciones destinadas a apoyarlas económicamente, con el fin de poder sostener sus gastos durante el periodo de pandemia”, señaló.
Y esto, a pesar del anuncio de medidas para la clase media, basadas en créditos blandos y facilidades, lo cual fue cuestionado por Sandoval, en cuanto a que el foco sigue puesto en la persona deudora. “Debe soportar la carga económica sin la prestación del servicio educativo, por razones que escapan a su voluntad, lo que ahonda en el endeudamiento familiar”, argumentó.
Por ello, considera necesario abrir esta línea de financiamiento que les permita a las casas de estudio inyectar recursos y así compensar lo que eventualmente dejen de recibir, con el fin de mantener su estabilidad y continuidad financiera.
La segunda propuesta tiene relación con Flexibilizar criterios en medidas financieras. “Esta dirigido a apoyar económicamente a las instituciones, reorientando sus recursos y acceder a una mayor liquidez, flexibilizando las exigencias y trámites para el endeudamiento de largo plazo, refinanciamiento de créditos existentes, entre otros”, precisó.
La tercera, es el llamado de Sandoval al Presidente a que el Gobierno patrocine o elabore iniciativas legislativas que permitan la flexibilización o suspensión de los aranceles, derechos básicos de matrícula, cobros por concepto de titulación o graduación y otros valores para las carreras o programas de estudio que prestan. “Que esto se haga de forma transitoria, mientras dure el estado de excepción constitucional, de modo que aquellos estudiantes que se han visto afectados, no tengan que optar entre seguir endeudando a sus familias o renunciar a continuar con sus estudios”, concluyó.
Finalmente, el parlamentario espera que estas propuestas sean consideradas, a fin de que se atienda de mejor manera el problema que afecta a miles de jóvenes a lo largo del país.