El legislador aseguró que el desconfinamiento es posible siempre y cuando se tenga la “certeza” de un cierre regional.
Coyhaique.- Ante el anuncio del gobierno de levantar en Aysén algunas de las medidas sanitarias adoptadas por la pandemia, el diputado Miguel Ángel Calisto reiteró el llamado a cerrar el acceso a la región a las personas que vengan de otros lados de Chile, resaltando la fragilidad del sistema de salud regional.
Según el legislador, “en Aysén tenemos 15 casos activos. Si uno lo mira desde Santiago, evidentemente es una cifra positiva, alentadora. Sin embargo, cuando lo miramos desde una perspectiva regional, vemos nuestra precariedad en la salud pública al no contar, por ejemplo, con una UCI pediátrica para atender los casos de emergencias de enfermedades respiratorias de nuestros niños, además de tener muy pocas camas críticas”.
“Nosotros no podemos darnos el lujo de tener un brote de esta pandemia en nuestra región. Por eso, para que se hagan posibles las medidas de desconfinamiento planteadas por el Gobierno, necesitamos tener certezas, y eso podría ser el cierre de los accesos a la región para personas de otros lados de Chile. Aysén no es un lugar para venir a vacacionar en tiempos de pandemia, en eso tenemos que ser claros”, afirmó.
Calisto agregó que “necesitamos un estricto cordón sanitario al ingreso de la región, principalmente en el aeropuerto, porque la gran mayoría de los casos han provenido de otras partes, principalmente de Santiago. La idea es dejar sólo el acceso a los residentes, quienes debieran hacer una cuarentena obligatoria supervisada por las Fuerzas Armadas y el personal sanitario”.
Finalmente, el diputado Miguel Ángel Calisto aseguró que “tenemos que ser muy rigurosos para cuidar la salud de nuestra población, especialmente de los adultos mayores, quienes son los más expuestos en esta pandemia”.