Este sábado se cumple una semana de ocurrido el confuso incidente en la localidad de Villa O´higigns, donde una patrulla militar se enfrenta a un grupo de civiles, resultado dos de estos últimos con heridas, uno de ellos, un joven de 19 años fue quien se llevó la peor parte, quedando con lesiones de gravedad tras recibir un impacto de bala en el abdomen.
Aysen.- La rápida intervención de Carabineros y del personal de la posta de salud local, permiten estabilizar y trasladar al herido hasta el hospital regional de Coyhaique, donde ha sido intervenido y en la actualidad ha evolucionado positivamente. Así lo informó su madre, Flor Sepúlveda.
“Hasta este momento tenemos noticias muy positivas, mi hijo ha evolucionado bien, él esta grave pero sin riesgo vital gracias a Dios, que es lo que más nosotros necesitamos escuchar. Mi hijo, pasó a pabellón como a las cinco de la tarde, salió como a las diez de la noche, pero todo salió bien. Resultó con un riñón dañado, problemas en el estómago, no se va a poder alimentar por boca por mucho tiempo, son los órganos más complicados que tiene”.
A razón de las graves lesiones y las consecuencias que tuvo el ataque de la patrulla militar al joven de 19 años, consultamos a su madre si mantiene la afirmación de que a su hijo “le dispararon a matar”. “Como mamá claro que sí, no justifico el uso de armas de fuego en ningún caso, fuera mi hijo, otro niño, sea quien sea, yo no lo justifico”, señaló Flor Sepúlveda.
Flor Sepúlveda, criticó también las prematuras declaraciones de la fiscal que investiga el caso, ya que, “escuché las declaraciones de la fiscal y fue muy corto el plazo, fue así como, cerrar y abrir los ojos y está claro el tema. Pero todo con el tiempo se va a aclarar y vamos a llegar a la verdad de todo esto”.
La madre del joven que resultó gravemente herido por el actuar de personal de Ejército en Villa O´higgins, insiste en que se tiene que hacer justicia.
“Tiene que hacerse justicia porque ahora le tocó a mi hijo, al tiempo le puede tocar a otro joven, a otra familia, porque yo creo que sobre todo las mamás no esperan algo así. En todo caso, si no hay justicia, hay una justicia divina, entonces, es a esa a la que más fe le tengo, que todo en la vida se paga”.
Por último, Flor Sepúlveda, agradeció al personal de Carabineros, de la Posta de Villa O´higgins y principalmente a todo el equipo del hospital de Coyhaique, “porque ellos salvaron a mi hijo” y “a las miles de personas que nos han brindado su apoyo en este difícil momento”, concluyó.