Parlamentario dijo que lo planteado por Presidente Sebastián Piñera durante discurso en que presentó medidas de apoyo a clase media, “es importante y significativo.

Aysen.- “Hay que entender que el sistema previsional en Chile no ha dado el ancho que nosotros queríamos. Por eso el llamado que hace el presidente a una reforma integral y estructural, me parece razonable”. Así lo aseguró el senador David Sandoval Plaza, al referirse al anuncio que realizó, en esta materia, el Presidente Sebastián Piñera, en el marco de la presentación del plan del Gobierno para apoyar a la clase media durante la pandemia.
El parlamentario dijo que lo planteado por el primer Mandatario es importante y significativo, más aún si se considera que “los supuestos sobre los cuales se sustentó el sistema previsional, hace cuarenta años, no se dio en la práctica”. “El llamado es lo más sustantivo dentro de los temas paliativos que se plantean con las diferentes iniciativas para el plan de protección”, indicó.
Por lo mismo, considera que la reforma al sistema tiene una máxima prioridad hoy día. “En este debate tenemos iniciativas interesantes para analizar, como el seguro de Envejecimiento o de Longevidad, el establecer un piso básico respecto del sistema de jubilación y pensiones, el establecer que esto tiene que tener un mecanismo definido”, puntualizó.
Con todo, el legislador espera que este llamado que hizo Piñera, se transforme rápidamente en una acción concreta, respecto de lo que se está haciendo en la comisión de Trabajo del Senado, para así “dar respuesta a tantos chilenos que hoy sufren el drama de pensiones exiguas, que no les permite condiciones mínimas para asegurar una calidad de vida”.
Además, Sandoval hizo un llamado a dejar de lado los temas ideológicos en esta materia, de uno y otro sector. “Aquí, donde hay que poner el acento es en el fondo del problema, en cómo aseguramos a los chilenos una jubilación y una pensión digna y una condición de calidad de vida adecuada, en esa etapa de su vida”, subrayó.

Medidas para la clase media
En relación a los anuncios de apoyo a la clase media, el senador Sandoval dice que “marcan una hoja de ruta”, para afrontar los problemas que enfrentan las familias.
En ese sentido, valoró se haya acogido el otorgamiento de un bono directo de 500 mil pesos, que se pagará 10 días después de promulgada la ley, e incluirá a trabajadores ocupados, suspendidos, cesantes, a honorarios, que hayan sufrido una caída del 30% o más en sus ingresos. “Pedimos al ministro de Hacienda, Ignacio Briones, que fuera una modalidad de otorgamiento con la mayor simplicidad posible. Esperamos se transforme en un aporte para paliar en parte, lo que ha significado la angustiante situación que están viviendo muchas familias”, dijo.
Sobre el préstamo estatal solidario en 3 cuotas, de hasta $650 mil, que compensará hasta en un 70% la caída de los ingresos, también espera que su entrega sea lo más ágil posible, para asegurar máxima cobertura. “Aquí lo que hay que hacer, es que el Gobierno, apenas se aprueben estos proyectos, la gente pueda optar rápidamente a estos beneficios, de la manera más expedita”, señaló.
En cuanto a la prorroga del pago de dividendos por seis meses, considera que es algo que va en una dirección adecuada. “Aquí uno espera también que la banca, los acreedores tengan una conducta corresponsable con esta situación”, insistiendo en que esta medida saca de la angustia a muchas familias. Lo mismo en el caso del subsidio de arriendo, el cual contempla un aporte de 250 mil pesos, para arriendos de hasta $600 mil. “Es una ayuda que hay que valorar y que significará otro alivio para las familias”, puntualizó.
Finalmente, en cuanto a lo anunciado para la educación superior, el legislador considera que “es un tema que está un poquito pendiente”. “Falta incorporar no solo el crédito para la educación superior, sino que también falta el compromiso de las propias entidades de educación superior. Hablamos con el ministro Ignacio Briones, a quien le planteamos de por qué no usar el Fondo Solidario, para que sea parte para llevar adelante un co-compromiso, de las propias entidades (de educación superior), para el financiamiento para sus gastos de operación, de personal, etc. Ahí hay una leve falencia aún en el programa, que habrá que resolverlo”, concluyó.