A las cinco de la tarde de este lunes se dio inicio a la reunión vía remota entre el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) de Coyhaique, Manuel Suazo, y la Asociación Regional de Municipalidades (Aremu) de Aysén, instancia donde se abordó en profundidad el Plan de Empleo y Reactivación Económica que está impulsando la entidad gremial bajo una alianza público-privada.

De acuerdo a la propuesta gremial, que busca dinamizar la economía local en tiempos de crisis sanitaria, Suazo señaló que el eje central de la reunión estuvo marcado en dar a conocer la iniciativa que entre otros objetivos tiene la finalidad de ejecutar obras y generar nuevos puestos trabajo en diferentes localidades de la región. “Debemos partir desde la base de que todos los proyectos que son provenientes de fondos sectoriales, y que ya están aprobados, deberían comenzar a ver la luz en el corto plazo”, expresó.

Asimismo, el presidente de la CChC de Coyhaique puntualizó que durante la cita “los alcaldes manifestaron que tienen distintas carpetas de proyectos FRIL (Fondo Regional de Inversión Local), así como también varios proyectos con financiamiento FNDR (Fondo Nacional de Desarrollo Regional) y otras líneas de financiamiento como jardines infantiles y del área de la salud, por lo cual establecimos una alianza para empujar en conjunto la materialización de estos proyectos que son muy importantes para el desarrollo de las comunas y de sus habitantes”.

Dado el escenario actual, el timonel del gremio hizo hincapié en que “los alcaldes tienen claro que, en estos momentos, cuando la crisis sanitaria va en retirada, sumado a que comenzamos con el desconfinamiento, lo que tenemos que hacer es activar nuestra economía y estar convencidos que la construcción es un agente clave para la reactivación local, sobre todo con obras de envergadura para las pequeñas y medianas empresas”.

Finalmente, se acordó delinear una nueva forma de relacionamiento entre las empresas del sector construcción y las comunidades donde se ejecuten las obras. “Es un trabajo que vamos a comenzar a hacer; el cómo vincularnos como empresas constructoras con las comunidades para cuando vayamos a desarrollar una obra no tengamos ningún problema con los vecinos. Esto debe ser un trabajo mancomunado, donde los alcaldes deben ser el nexo entre las empresas y la comunidad”, concluyó el dirigente gremial.