Este tiempo de pandemia es el que nos ha permitido visualizar realidades que antes no veíamos, es el caso de Marisel Bustos Cárdenas, trabajadora de los tradicionales programas de empleo en la comuna de Lago Verde, quien vivía sola en una mediagua en un terreno de un familiar, pero no en las mejores condiciones. Es por eso que, un grupo de 15 vecinos con un tremendo corazón solidario, tomaron el desafío de levantar una nueva vivienda y sin pensarlo mucho comenzaron a trabajar. En paralelo, una de sus vecinas se organizó y coordinó con los familiares directos el habilitar y mejorar las condiciones deplorables en que estaba viviendo.
Aysen.- El apoyo solidario no tardó en llegar junto a la mano de obra siempre y todo lo necesario cuando se trata de ayudar; materiales de construcción, menaje de casa, ropa, leña y muchas cosas más. Además, se mejoró la instalación eléctrica para dar seguridad a la vivienda, y por supuesto todo el cariño que recibió Marisel de parte de este grupo de vecinos, que trabajan hasta el día de hoy finalizando los últimos detalles de la vivienda.
Este tipo de acciones permite recordar los trabajos colectivos que se hicieron en el poblamiento de Lago Verde, como cuando se construyó la primera Escuela, el retén de Carabineros, la primera Posta de Salud, las instalaciones de aguas y otras infraestructuras que sentaron los cimientos para lo que hoy es Lago Verde, donde todo se realizó con la fuerza solidaria de la comunidad.
Los vecinos de Lago Verde que realizaron esta positiva acción, agradecieron a todos y todas los que hicieron posible esta iniciativa solidaria, a quienes coordinaron los trabajos y aportes, Ito San Martín y Jeanette Provoste.