Con el fin de dar a conocer las distintas medidas implementadas por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones el seremiTT Fabián Rojas sostuvo un diálogo con integrantes del sindicato de transporte escolar “Los Manantiales”. Estas acciones se han adoptado con el fin de apoyar el rubro, afectado en su desempeño en el transcurso de la pandemia.

En la oportunidad la autoridad sectorial informó en detalle la disposición más reciente que suspende el plazo establecido para cancelar, por antigüedad, los vehículos inscritos en el Registro Nacional de Transporte Escolar (RENASTRE). En la región son diez los vehículos que a fines de año cumplían la antigüedad reglamentaria de 16 años, y que se verán beneficiados por esta medida.

“Esta medida permitirá que los transportistas mantengan un año más su vehículo, recuperar el próximo año y no incurrir en nuevos gastos de c omprar una nueva máquina antes del mes de diciembre, lo cual es un alivio financiero para estos transportistas”, explicó Rojas.

En la oportunidad también se abordaron otras modificaciones normativas con el fin de contribuir a la reconversión de actividades de estos trabajadores y también facilitar algunas diligencias. Entre éstas se cuenta la autorización para que los vehículos usados como furgones escolares, puedan prestar servicios de transporte privado remunerado de pasajeros, también el aplazamiento para tramitar permisos de circulación y certificados de revisión técnica.

“Sin duda los efectos de esta pandemia han tenido impacto en el sector transporte y nosotros como Gobierno hemos tenido que trabajar en una serie de normativas para facilitar el trabajo de nuestros transportistas y dar oportunidades. Éstas son medidas concretas para beneficiar el transporte escolar, que se suman a otras iniciativas que vamos a ir anunciando próximamente”.

El presidente del sindicato de transporte escolar “Los Manantiales” Juan Carlos Subiabre reconoció el trabajo realizado por la cartera en beneficio de esta actividad: “Agradecemos la gestión, a nosotros esto nos sirve mucho. Teníamos 10 colegas que este año le vencían los furgones y también teníamos la misma duda de que pasaba. Esto nos ayuda a trabajar mejor el otro año porque este año está prácticamente perdido, no tenemos ingresos. Con el tema de las revisiones técnicas y los permisos de circulación igual estuvo bueno aplazarlo”, dijo.