En el contexto del covid_19 y ante la urgente necesidad de reactivación económica en la región de Aysén, el consejero regional, Raúl Rudolphi solicitó al Pleno del CORE se oficie al Ejecutivo del Gobierno Regional, a los Ministros de Obras Públicas, Vivienda, Salud y Educación para que actúen de forma descentralizada y que trabajen desde lo legal en la “territorialización” de sus Bases de Licitación Pública que permita que en todos los proyectos de reactivación económica exista una ponderación favorable, un incentivo a la contratación de mano de obra local y creación de empleos directos.

A esta solicitud, que fue respaldada por el Pleno del CORE, se suma favorecer la contratación de servicios regionales de la micro y pequeñas empresas que permita generar empleos indirectos.

Al respecto se refirió el consejero regional de la Provincia de Coyhaique, Raúl Rudolphi, explicó que “Para ninguno de nosotros es desconocida la situación que hoy atraviesan cientos de trabajadoras y trabajadores en todo el territorio nacional y regional. La inmensa mayoría de trabajadores desempleados sin poder solventar las necesidades básicas de sus familias, otros con suspensión laboral quizás en una posición levemente mejorada, pero llegando al límite de los recursos del seguro de desempleo; historia aparte los independientes y los trabajadores por cuenta propia, estos últimos informales por definición. Es por esto que la reactivación económica es fundamental para poder generar fuentes de trabajo digno para los aiseninos y aiseninas”.

En la misma línea, el consejero destacó que la inversión en obras públicas debe favorecer la generación de empleo local. “Este tipo de inversión requiere para su ejecución de gran cantidad de mano de obra y, por lo tanto, sectores como el Ministerio de Obras Públicas, el Ministerio de Vivienda, el Sector Salud y las Municipalidades son grandes generadores de fuentes de empleo. El desafío ahora es determinar la o las fórmulas que permitan que la inversión en obras públicas que se haga en la región de Aysén, den empleo, preferentemente, a los habitantes de nuestra región”.

El Consejero Rudolphi, fue enfático en señalar que se debe innovar en modelos más eficaces y eficientes. “Esto se ha tratado en muchas oportunidades desde el Consejo Regional con los distintos sectores y la respuesta ha sido generalmente la misma: centralismo y la garantía de que los modelos vigentes funcionan. Hoy, esto ya no es suficiente, la crisis sanitaria ocasionada por el Covid_19 nos ha demostrado que debemos innovar, que los procedimientos administrativos son un medio y no un fin y que por tanto, siempre perfectibles cuando lo que se busca es el bien mayor de la comunidad”.

“Para una plena reactivación económica, en una Región con alta dependencia de inversión pública, necesitamos Proyectos, Recursos y voluntad para que trabajadores y trabajadoras de nuestra región tengan reales oportunidades de empleo; la propuesta va en la línea jurídica, pero no es menos cierto que suma y facilita este objetivo la disposición y voluntad de las empresas por contratar mano de obra local”.

Finalmente, el Consejero hizo un llamado para quienes ejecuten obras reactivadoras de la economía regional y local, de privilegiar el trabajo con las comunidades donde se emplazan estas inversiones, señalando ejemplos que están en proceso como pavimentación de 14 kilómetros en Puerto Tranquilo, el Hospital de Chile Chico, la pavimentación de 5 kilómetros en Cochrane, la posta de Tapera, el Centro Rehabilita del Club de Leones de Coyhaique, los proyectos de viviendas Los Colonos y Huilli Ruka en Balmaceda, Luis Guanella en Coyhaique, Amuyen I y II en Puerto Aysén, la conservación de la Escuela José Antolín silva Ormeño de Balmaceda, entre muchas otras obras que prontamente, en Aysén en donde el 80% de la inversión es pública, esto se vuelve aún más relevante.