Más del 10% de la población penal lee permanentemente, como consecuencia la biblioteca penitenciaria está entre las cinco más visitadas a nivel nacional.

Coyhaique.- La lectura y la cultura se han transformado en pasatiempos relevantes en el Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de Coyhaique, en el contexto de la pandemia de Covid-19, tanto así que durante el mes de junio, no sólo hubo un aumento en las estadísticas respecto a incautaciones de droga, sino que también un explosivo aumento en las solicitudes de libros.
Si hace dos meses Gendarmería de Chile hablaba de un promedio de solicitudes cercana a los 60 libros mensuales y el puesto número 19 en el ranking de bibliotecas penitenciarias, durante junio la biblioteca de Coyhaique llegó a estar entre las cinco primeras a nivel nacional, con 185 préstamos, y si bien en julio esa cifra se redujo, igualmente estuvo por sobre los 100 ejemplares, es decir 521 libros en lo que va del año 2020. Al respecto el suboficial Luis Díaz Campos, Coordinador de la Biblioteca del CCP de Coyhaique detalló algunas de las iniciativas que se han tomado para obtener dichos resultados.
CUÑA SUBOFICIAL LUIS DÍAZ
El aumento en el interés por la lectura no es casualidad, a la reorganización de la biblioteca penal con intención de mejorar la gestión, se suman condiciones ambientales propiciadas por la pandemia, la suspensión de clases y de visitas han aumentado los periodos de ocio, algo similar ocurre con las personas que deben realizar aislamiento preventivo.
Dentro de las iniciativas para fomentar la lectura y brindar accesibilidad a la biblioteca a las mujeres privadas de libertad, hace algunas semanas se implementó una caja viajera en la que se pone a disposición de ellas libros y revistas, lo que ha sido bien recibido en la Sección Femenina donde valoran la ventana a la libertad que significa leer un libro, así lo explica Gloria usuaria permanente de la biblioteca penitenciaria.
CUÑA GLORIA
Para la reorganización de la Biblioteca ha sido fundamental el Bibliotecario, según explica Mauricio, la persona privada de libertad que cumple este rol, más del diez por ciento de la población penal es usuario frecuente de la biblioteca pública, carácter del recinto que se lo da el pertenecer al Servicio Nacional del Patrimonio Cultural y Biblioredes, ambos del Ministerio de las Culturas, la Artes y el Patrimonio
CUÑA MAURICIO
No solo el acceso a la literatura se ha fomentado en estos meses de particular encierro en el CCP de Coyhaique, también se han implementado talleres de dibujo y música a los que asisten semanalmente entre siete y diez personas privadas de libertad.