El Ejército de Chile desde el inicio del Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe por Calamidad Pública, se encuentra desplegado a nivel nacional para apoyar a la comunidad en la actual crisis sanitaria y evitar el contagio del Coronavirus. Además de lo anterior, la institución continúa su entrenamiento para usar sus capacidades polivalentes al servicio de Chile y su gente. Es en este contexto, y como parte del entrenamiento para rescatar personas en terrenos geográficos de difícil acceso, es que el personal militar que conforman la Patrulla de Auxilio y Rescate del Ejército (PARME) en la Región de Aysén y dependientes de la IV División de Ejército, realizaron una marcha técnica invernal en el Cerro Pirámide ubicado en la provincia de Coyhaique, con la finalidad de realizar un estudio y evaluación de sendas de avalanchas y  zonas de depósito en ruta Las Bandurrias – Laguna Baguales – Cordón Pirámide, con el objeto de verificar las condiciones del terreno ante posibles búsquedas y rescates de personas.

De esta manera, se realizaron actividades enfocadas en aplicar habilidades básicas en diferentes escenarios, técnicas de descenso,  procedimientos ante eventuales accidentes en zonas montañosas, todo con la finalidad de responder en forma oportuna y efectiva a los requerimientos de la comunidad, enmarcados en el área de misión declarada por el Ejército de Chile, “Emergencia Nacional y Protección Civil”.

Cabe destacar, que estas actividades permiten contar con personal capacitado y entrenado en técnicas de rescate para operar en situaciones de emergencias y catástrofes, en terrenos de difícil acceso y con una variable meteorológica adversa, considerando que la zona jurisdiccional es muy visitada por turistas y exploradores.