El instrumento servirá para medir el nivel de conocimiento que tiene la ciudadanía sobre las causas y efectos en la salud de la contaminación ambiental y así orientar el trabajo que realizará su programa de Difusión y Educación Ambiental en Calidad del Aire, financiado por el Gobierno Regional de Aysén.

Para el Ministerio del Medio Ambiente, la educación ambiental es un proceso permanente e interdisciplinario, que tiene como fin formar una ciudadanía con conceptos claros y valores medioambientales que aseguren una convivencia armónica entre las personas y su medio ambiente. Es por esto, que gracias al apoyo del Gobierno Regional, y dando además cumplimiento al Plan de Descontaminación Atmosférica, la Seremi del Medio Ambiente se encuentra implementando el programa FNDR Difusión y Educación Ambiental en Calidad del Aire que tiene como objetivo principal lograr un alto nivel de conocimiento en la comunidad regional, en temas ligados a las causas, efectos y medidas de mitigación de la contaminación atmosférica.

“Siempre hacemos un llamado a la co-responsabilidad, a cómo todos somos parte de la solución y sin duda conocer las inquietudes, desde nuestra propia comunidad regional, es la forma de construir este programa. Esta encuesta espera recoger las visiones locales, porque para realizar un cambio cultural, debemos impregnarnos de la cultura de nuestra comunidad y hablar el mismo idioma”, enfatizó la Seremi del Medio Ambiente, Mónica Saldías.

La iniciativa forma parte del programa FNDR, que tiene alcance regional, y busca hacer frente a la necesidad de aportar a la reducción de los niveles de contaminación del aire en la región de Aysén a través de acciones de educación ambiental que involucrarán a comunidades educativas y organizaciones sociales.

Para evaluar el alcance del programa y cuantificar sus resultados, el equipo de profesionales del programa, comenzará a aplicar una encuesta regional para medir el actual conocimiento de las personas en cuanto a contaminación ambiental, sus causas y efectos en la salud de las personas y, al finalizar el programa, se aplicará un segundo instrumento, que abordará las mismas temáticas, para contar con una comparativa que permita evaluar los resultados obtenidos.

“Durante los próximos días comenzaremos con la aplicación de este instrumento para así tener un panorama global del nivel de conocimiento que tenemos como región sobre la contaminación atmosférica y así trabajar en sintonía con lo que la gente de región necesita saber para prevenir la contaminación de nuestro aire”, concluyó la Seremi.