La legisladora insistió en que sin un subsidio real como el aplicado en Magallanes por al gas, el anuncio no será una alternativa viable para el cambio en el sistema de calefacción en los hogares de la región.

Aysen.- La senadora por Aysén, Ximena Órdenes Neira, se refirió al anuncio realizado por el Presidente Sebastián Piñera el pasado domingo 9 de agosto, sobre la rebaja en la tarifa eléctrica de calefacción para 10 comunas del país, entre ellas Coyhaique y Puerto Aysén, que busca incentivar la utilización de calefacción eléctrica en reemplazo de la calefacción a leña, con la finalidad de disminuir la contaminación atmosférica en estas comunas del sur del país.

Al respecto la senadora Órdenes señaló, “la rebaja de la tarifa eléctrica para calefacción anunciada por el Gobierno de un 20% en promedio, no significará un incentivo real para las familias de la región, no es una rebaja significativa que promueva un cambio de calefacción, ya que el costo de la leña seguirá siendo más barato que la calefacción en base a electricidad. Se suma a esto, que para poder acceder a esta rebaja tarifaria las personas deberán realizar primero una inversión inicial considerable, para la compra e instalación de los equipos de calefacción eléctricos requeridos para que opere dicha rebaja”.

La medida que será implementada en la región a través de un convenio de colaboración entre el Ministerio de Energía y la empresa Edealysen, busca que la calefacción en base a electricidad sea más competitiva, y que el costo de ésta sea equivalente al costo de la calefacción a leña, de acuerdo a lo señalado por el propio Presidente de la República el día del anuncio.

De acuerdo al informe de uso de energía de hogares del año 2018 elaborado por el Ministerio de Energía, el costo de la calefacción a leña es de 23 $/kwh, a diferencia del costo de la calefacción eléctrica que es de 143 $/kwh. La rebaja de la tarifa eléctrica de un 20% anunciada por el Gobierno significaría en definitiva una disminución insuficiente, ya que bajaría la tarifa a sólo 119 $/kwh aproximadamente, manteniéndose una tarifa poco competitiva con respecto al costo de la leña.

En este sentido, la senadora Órdenes reiteró su posición sobre esta medida, “la reducción de la tarifa eléctrica para calefacción anunciada por el Gobierno debe ir acompañada por un subsidio a la calefacción en base a electricidad, que permita efectivamente incentivar a las familias ayseninas a cambiar su sistema de calefacción. Hemos insistido en innumerables ocasiones al Gobierno que la región de Aysén requiere un subsidio similar al subsidio al gas que recibe la región de Magallanes.”

Continuó señalando la senadora, “aún cuando el gasto total en calefacción puede disminuir por eficiencia energética bajando el consumo equivalente de energía desde 16.500 kwh/año con leña a 4.500 kwh/año por vivienda con la nueva tecnología de los equipos eléctricos, se necesitará un subsidio importante tanto para el costo mensual como para la instalación de equipos, de lo contrario nos quedaremos solo con el anuncio. A la fecha menos del 1% de los hogares en nuestra región se han cambiado a este sistema”.

Por otro lado, la senadora recordó el compromiso asumido por el Gobierno en esta materia “El Gobierno además debe cumplir su palabra para buscar la reducción de la tarifa eléctrica para sistemas medianos y zonas aisladas que es la que nos rige como región y que había comprometido para el mes de enero pasado, sin un avance a la fecha, lo cual es fundamental para reducir el costo de servicios eléctricos en nuestra región”.

Por último, la senadora manifestó la urgencia que tenemos como región en ponernos de acuerdo para transformar nuestra matriz energética en una matriz limpia, segura y eficiente, en un horizonte de tiempo determinado, que permita resolver los problemas graves que genera la contaminación del aire en nuestras ciudades, “el llamado es al Gobierno a presentar un plan concreto, con acciones y plazos, que nos permita avanzar como región en la transformación de nuestra matriz energética”, concluyó la senadora.