A casi un año de la reapertura de la Empresa Minera Pacifico del Sur – El Toqui, los números azules que ha significado para la región de Aysén la puesta en marcha del rubro minero son positivos.

Sin lugar a dudas, son buenas noticias para la economía regional, la cual logró repuntar, tras la quiebra de la filial Australiana del 2019. Hoy las cifras hablan por sí mismas, pues si bien es cierto, el aporte de los proyectos mineros representa un 2% del PIB regional, ello tiene un fuerte impacto social por cuanto genera un importante número de empleos tanto directos como indirectos a través de lps prestadores de servicios.

En este contexto, la empresa Minera Pacífico del Sur – El Toqui, genera 220 trabajos directos y alrededor de 30 indirectos, con un 97% personal perteneciente a la región, lo que se resume en un promedio mensual de US$2,5 M de ingresos por concepto de sueldos.

En cuanto a producción, Toqui genera 45.000 toneladas de mineral mensual, que a la fecha representa 3 embarques de concentrado de zinc, con destino a Corea del Sur.

Al respecto, el Seremi de Minería de la región de Aysén, Julio Zúñiga, hizo un balance positivo sobre la situación actual de la minería regional, “próximamente en agosto, se cumple un año desde que la empresa Pacifico del sur se hizo cargo de toqui y hoy ya podemos hablar del impacto positivo que ello a significado, en cuanto a empleos y servicios de todo nivel, destacando los mayores ingresos por operación de Puerto Chacabuco administrado por EMPORCHA y el compromiso de la empresa minera Pacifico Sur en orden a ocupar fundamentalmente mano de obra regional, lo que ha sido especialmente importante en este periodo”.

Finamente el jefe de la cartera minera señaló que “existen además grandes expectativas para la localidad de Chile Chico, en torno al “proyecto de procesamiento de material de baja ley, por parte la empresa minera Cerro Bayo, lo que generaría empleos directos e indirectos importantes para esa localidad”.