Varios han sido los anuncios y numerosas las medidas que ha tomado el Gobierno con el fin de impulsar la reactivación social y apoyar a nuestras familias del país y la región para afrontar los negativos efectos que ha traído la pandemia por Covid -19, las cual se arrastra ya por varios meses afectando no solo el empleo y el desarrollo económico sino también las oportunidades y la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas.

Es en ese contexto que el Presidente Piñera lanzó recientemente el plan “Paso a Paso Chile se Recupera”, donde el Ministerio de Vivienda y Urbanismo se levanta como uno de los ejes principales  de la recuperación, poniendo todo el esfuerzo humano  y aumentando la inversión no solo para mantener en movimiento la ejecución de proyectos habitacionales y urbanos sino sobre todo para iniciar nuevas obras en toda la región.

Es así como a nivel regional el Minvu contempla un plan de recuperación que considera invertir más de 73 mil millones de pesos, destacando los proyectos de construcción de nuevas viviendas y los proyectos de pavimentación de calles, pasajes y veredas, que en este último llamado suman obras por más de 9 mil 200 millones de pesos, el mayor monto de recursos entregados para la región en los 25 años de historia del Programa de Pavimentación Participativa.

Tal como señala el Seremi de Vivienda, Diego Silva, esta histórica inversión en pavimentos adocretos y pasarelas constituye una gran oportunidad para la recuperación, pero también un gran desafío para poner en marcha las licitaciones, contrataciones y fiscalizaciones que requiere el proceso. “Como dije hace unos días, en el Minvu estamos en el corazón de la recuperación y asumimos este desafío con la mayor responsabilidad, ya que sabemos lo importante que son nuestras obras para la reactivación social, pero sobre todo para mejorar la calidad de vida de nuestras familias. Calculamos que con las obras del sector podremos generar unos 2 mil 600 puestos de trabajo y eso es muy relevante en el contexto de emergencia que estamos viviendo.  Lo más relevante es que con cada calle, pasaje o vereda que arreglamos, mejoramos para siempre la vida de los vecinos, ya que nuestros niños, jóvenes, adultos y adultos mayores dejan de transitar por el barro, por el agua, en el invierno o dejan de soportar el polvo y la tierra en el verano, empezando a circular por calles y veredas limpias y seguras, con la comodidad y dignidad que todos ellos se merecen”, aseguró.

En ese contexto detalló el Seremi que en lo que se refiere a la pavimentación se contemplan proyectos para las localidades de Coyhaique, Bahía Murta, Cerro Castillo, Mañihuales, Puerto Chacabuco, Puerto Aysén, Puerto Guadal, Melinka, Raúl Marín Balmaceda, Puerto Puyuhuapi y Caleta Tortel. “Es así como ya estamos haciendo entrega de terreno para iniciar obras en varias localidades, como Puerto Guadal donde repondremos una gran cantidad de veredas o Puerto Puyuhuapi, donde pavimentaremos con adocretos un gran número de calles, cumpliendo un sueño de muchos años de los vecinos y autoridades de la localidad. En ese sentido debemos valorar el compromiso y aportes de los municipios y del Gobierno Regional, ya que este trabajo conjunto nos permite continuar renovando con mucha fuerza la imagen de nuestros centros urbanos y rurales, generando reactivación social, empleo y mejorando la calidad de vida de nuestras familias”, afirmó.

Finalmente el Seremi precisó que esta inversión histórica de más de 9 mil millones de pesos se traducirá en la construcción de más de 15 mil metros lineales de nuevos  pavimentos de calles, pasajes y veredas en diversas localidades de nuestra región, lo que implica un gran esfuerzo del Gobierno para que juntos podamos salir adelante y para que nuestras familias se puedan proyectar en base a una vida cada vez mejor.