Un convenio de colaboración entre el municipio de Vitacura, en la región Metropolitana y el de O´Higgins, en el extremo sur de la región, posibilitará dar un homenaje permanente a un héroe nacional, el Teniente de Carabineros Hernán Merino Correa.

Recordemos que el Teniente Merino falleció en acto de servicio y resguardando la soberanía nacional, un 6 de noviembre del año 1965, ante la irrupción violenta por parte de gendarmes argentinos en la zona limítrofe de laguna del Desierto.

Ante esto, la comunidad de Villa O´Higgins prepara un homenaje al Teniente Hernán Merino, tras 55 años de su muerte, lo que se concretaría con la instalación de una escultura en la plaza de la localidad, obra de la artista Pamela Galleguillos.

“Traer hasta nuestra comuna, la estatua del teniente Hernán Merino Correa, en bronce, tamaño real y vestimenta de la época, indudablemente será un gran atractivo para nuestra plaza cívica, dando realce a Carabineros de Chile, por su sacrificio constante, evidenciado en este joven oficial que dejó su vida y sus sueños por marcar presencia en la recordada Laguna del Desierto”, indicó el alcalde Roberto Recabal.

El jefe comunal precisó que “esperamos y deseamos inaugurar esta gran obra el día 06 de noviembre próximo, en una gran ceremonia cívico militar, con presencia de altas autoridades del país”, agradeciendo de paso la gestión y el trabajo conjunto con el alcalde Raúl Torrealba.

En tanto, el alcalde de Vitacura comentó “con gran alegría, el conocimiento y el avance de la escultura del teniente Merino, de cuerpo entero, mide 2 metros 30 centímetros, que ya se está haciendo para la comuna, nosotros hace años atrás lo hicimos, teníamos la matriz y la pusimos a disposición del alcalde Recabal, él con su gestión y el trabajo con la artista que es la creadora de la obra. Podemos pensar, optimistamente, que para el aniversario de la muerte del Teniente Merino en el mes de noviembre podamos tener la escultura lista, es algo que se lo merece el Teniente Merino y se lo merece Villa O´Higgins”.

Una historia de heroísmo patrio

El nombre del antofagastino Hernán Merino Correa cobra relevancia crucial en la historia reciente a nivel nacional, por el nivel de valentía al enfrentar a gendarmes argentinos y proteger a los colonos que por esos años hacían patria en uno de los lugares más recónditos de la geografía nacional.

Quien llegó tras la muerte del Teniente Merino fue el oficial Sergio Rodríguez Wallis, quien junto a 14 efectivos de Carabineros, arribaron a la zona para proteger a las pocas familias de colonos que se atrevieron a vivir en las cercanías de O’Higgins.

Vivieron por más de un año en carpas, pese al inclemente frío invernal y las bajas temperaturas imperantes.

“Por esas cosas del destino, yo era Teniente de Carabineros y se me envió a la zona, estuvimos casi un año viviendo en diferentes partes, preparándonos para defender la soberanía y a los colonos si era necesario, personalmente se me designó para ir y llegué en abril del año 1966 a la desembocadura del río Mayer, hoy día Villa O’Higgins”.

La historia de Sergio Rodríguez Wallis marca el sacrificio con el cual realizaban su labor Carabineros en la década de 1960, resguardando un vasto territorio, con mínimas condiciones para la ejecución de su trabajo, pero con un patriotismo digno de destacar, marcado por la acción del Teniente Hernán Merino Correa, que próximamente será homenajeado con una estatua que busca engrandecer su labor de cuidado de la soberanía nacional, en un territorio apartado como es la comuna de O’Higgins.