La vida de campo, entre los cerros y el amor por la Patagonia, lo llevan a ser un verdadero personaje de la cuenca del Lago General Carrera.

Chile Chico.- En una emotiva ceremonia, la Ilustre Municipalidad de Chile Chico reconoció a don Lizandro Verdugo Mancilla, como “hijo ilustre” de Puerto Guadal. Instancia en la que estuvieron autoridades como el Alcalde Ricardo Ibarra, las Concejalas Velides Urrutia, Teresa Aguilar y Nelly Sepúlveda, como así también, familiares de don Lizandro, vecinos de la localidad y representantes de Carabineros, la escuela y la delegación municipal.
La máxima autoridad comunal, fue precisamente quien llevó esta iniciativa al Concejo y en forma unánime se aprobó. Siendo este un merecido reconocimiento tanto a don Lizandro como a su esposa, enfatizó el Alcalde Ibarra.
“Una jornada sencilla pero emotiva, producto de escuchar las experiencias de vida de un matrimonio que es símbolo del alma de la Patagonia, símbolos de lo que es una mujer que está siempre al lado de su marido, que es el pilar fundamental de la familia. Además, cuando uno escucha todos estos testimonios de vida, en realidad no puede abstraerse de no sentir la emoción propia de un ser humano, porque al final estamos hablando de personas con una inmensa riqueza en todo lo que ha sido vida, en el poblamiento y en el desarrollo de la Patagonia”.
Oscar Verdugo, es hijo de don Lizandro y una de las personas que preparó la ceremonia de reconocimiento a su padre, del cual junto a su madre dice sentirse orgulloso.
“Son tantas las emociones que he vivido desde que se declaró hijo ilustre a mi viejo que es imposible contar, pero agradezco esto en representación de mi familia ya que todos quisieran haber estado participando en esta actividad. Porque es un proyecto de don Ricardo, el Alcalde de la comuna, donde nos hace sentir una satisfacción como familia, de tantos años de pareja de mis viejos y recopilar toda la información de su historia, además, tener el privilegio de estar yo a su lado, me siento muy feliz”.
Don Lizandro Verdugo, a sus 79 años, dice sentirse como un joven y agradece la distinción de “hijo ilustre”, entregada presencialmente por el Alcalde Ricardo Ibarra y las Concejalas Teresa Aguilar, Velides Urrutia y Nelly Sepúlveda. Además, recordó cómo era la vida de antaño y lo que ocurre hoy.
“Antes se sembraba, se iba a buscar una verdura a la quinta, y ahora si falta algo lo van a comprar al pueblo, a Guadal. Pero mi vida yo no lo entiendo mucho, porque a la edad que tengo, me ves como un cabro joven y 79 años que voy a cumplir mañana, pasado. Yo el día de hoy sentí un reconocimiento inmenso, por ello, agradecer a Concejales, Alcalde y las autoridades que estuvieron aquí”.
Lizandro Verdugo Mancilla, nació el año 1941 en Puerto Guadal, cuando el pueblo apenas tenía “seis o siete casas”, fue parte de una familia bastante numerosa, ya que tuvo 14 hermanos. Estudio en la escuelita del pueblo hasta los 12 años.
Ya de adolescente recorrió varios sectores, incluso cuenta que vivió dos años en Argentina, por ello, la particularidad de su vestimenta, bombacha, pañuelo al cuello y la infaltable boina. Con el pasar de los años se casó con su compañera de vida, Haydee Seron, crecieron a sus hijos en dificultosos sectores, entre montaña y roca, lo que ha sido calificado como una verdadera “hazaña”.
En sectores como el Maitén, llego a tener 1200 ovejas, siendo también uno de los fundadores del sector conocido como “Las Llaves” entre Chile Chico y Puerto Guadal. Es parte, de la historia llena de esfuerzo, amor y aventuras que ha tenido don Lizandro Verdugo y su familia.
Algo que no ha cambiado en décadas es levantarse antes de que salga el sol, entre las 4 y 5 de la madrugada, siguiendo también una tradición desde aquellos años cuando la vela y el candil eran los elementos que proporcionaban luz, él, don Lizandro, hace fuego en la cocina a leña y mantiene la puerta abierta, con la luz del fuego se ilumina y comienza cada día de trabajo en el campo.