El viernes 11 de septiembre, la compañía fue notificada de un caso positivo de Covid-19 correspondiente a una colaboradora de sección abarrotes, quien realizó funciones en el local hasta el pasado martes 8 de septiembre, día en que informó haber tenido contacto estrecho con un caso positivo el pasado domingo.

De esta manera, se activaron los protocolos internos de la compañía, realizándose la trazabilidad del contacto, de acuerdo a lo instruido por la autoridad sanitaria, y el cierre del local para un exhaustivo proceso de sanitización y posterior reapertura, una vez determine la autoridad sanitaria.

Cabe recordar que, desde el inicio de la pandemia, la compañía ha implementado una serie de medidas preventivas destinadas a trabajadores y clientes que minimizan al máximo las posibilidades de contagio, tales como: control y registro de temperatura de todos sus colaboradores al ingreso de sus turnos, acceso restringido de clientes a las tiendas, instalación de acrílicos en zonas de cajas, incorporación de señalética para mantener la distancia adecuada entre las personas al interior del local y uso obligatorio de mascarillas.