Paul Coleman y Konomi Kikuchi son un inglés y una japonesa que residen en la localidad de La Junta desde que la visitaron por primera vez en 2007. Paul ha caminado más de 47.500 kilómetros alrededor del mundo, a través de 39 países, plantando árboles y difundiendo un mensaje de paz a partir de la restauración ecológica. En uno de estos viajes conoce a Konomi una escritora que decidió dedicar un libro a la vida de Paul, transcurso en el que se enamoraron y casaron transformándose actualmente en un referente en permacultura, agroecología, bíoconstrucción y resguardo de semillas orgánicas en la región de Aysén.

De todo lo anterior y de su estilo de vida basado en el “buen vivir” crearon junto a un grupo de amigos “La ruta del jardín austral” un emprendimiento de turismo y educación en el que abren sus jardines y huertas para enseñar a todo quien quiera aprender sobre técnicas de siembra y talleres en diferentes áreas como preparados naturales, masa madre para la elaboración de pan, de hongos silvestres comestibles, cocina vegana, entre muchos otros. Ruta que se extiende desde Villa Amengual, hasta la localidad de Chana en la Región de Los Lagos.

“Un día, Paul mencionó en las redes sociales que íbamos a plantar árboles todos los días hasta el 21 de septiembre, el Día Internacional de la Paz, y alguien preguntó: “¿Plantarías un árbol con mi nombre?” Pensamos que era una idea maravillosa. Entonces escribimos su nombre en un cartón y lo plantamos con el árbol, conectándolo con sus raíces, la tierra y la Patagonia. Compartimos una foto de la plantación y la respuesta fue excelente, con personas de todo Chile y el mundo preguntando: ‘Por favor, podrían plantar uno por mí’ o planten uno para mis amigos o familiares. Así es como sucedió y es muy reconfortante”, comenta Konomi Kikuchi.

“He sido Embajador de la Cultura de Paz, una iniciativa de mensajero de la paz designada por las Naciones Unidas durante casi tres décadas, pero esta es la primera vez desde que vivimos en la Patagonia que decidimos crear y organizar una celebración para el Día Internacional de la Paz. Ha sido mucho trabajo, pero también muy divertido conectarnos con amigos de todo el mundo invitándolos a participar. La respuesta ha sido tremenda. Gracias a Zoom e Internet vamos a tener música de los Estados Unidos, Aysén, Isla de Pascua y Sudáfrica, plantaciones de árboles en nuestra tierra, Brasil y más allá, apariciones de cuentos de hadas del Flautista de Hamelín y el Hombre Árbol Caminante, y mucho más. Es maravilloso ver cuántas personas desean un mundo más pacífico y una existencia continua en el planeta, especialmente para los niños”, enfatiza Paul Coleman.

Entre los árboles que han plantado está el pelú, canelo, coigue de Magallanes todos nativos, además del abedul. “Plantamos este árbol ya tiene una delicada corteza blanca y hojas amarillas porque en primavera se le puede extraer agua saludable. Los europeos lo usaron durante siglos para estimular su sistema inmunológico, además de que esta agua también se puede utilizar como almíbar” comenta Paul. De la plantación han participado vecinos, amigos y diferentes personas incluidos niñas y niños. Para quienes quieran participar de esta iniciativa pueden visitar la fanpage en Facebook Paul and konomi´s garden en donde pueden pedir que se incluyan sus nombres para crecer junto a estos pulmones verdes en Patagonia o unirse a esta celebración vía zoom.