Estos implementos aportarán en el resguardo sanitario que deberá observarse al volver a atenciones presenciales.
Coyhaique.- “En tiempos tan complejos como los que vivimos, es imprescindible contar con elementos de protección que permitan que tanto funcionarios como público en general, eviten el contagio por COVID19 por lo que valoramos enormemente esta donación”, con estas palabras Boris Barra, Director Administrativo Regional de la Defensoría Regional de Aysén, destacó la reciente donación de mil 500 mascarillas entregadas de parte de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC) tras gestiones realizadas entre la empresa y la Seremi de Justicia y DDHH de Aysén.
Cabe señalar que la Defensoría Regional de Aysén cuenta con un stock materiales de protección sanitaria que la institución entregó a regiones, de manera de apoyar a los funcionarios y funcionarias cuando se concrete el regreso a la atención presencial, sin embargo, esta donación permitirá asegurar por más tiempo el cuidado de quienes se desempeñan en la defensoría penal en la región y de los usuarios y usuarias que con concurran a las oficinas.
Así lo explicó Boris Barra, quien señaló que estas mascarillas será un aporte para el normal desarrollo de nuestras funciones. Queremos agradecer el aporte brindado por la empresa CMPC, Forestal Mininco”, dijo.
En este sentido, Cristian Cajas, jefe regional de la unidad de estudios comentó que “En el actual contexto de pandemia, las mascarillas son artículo de primera necesidad por cuanto son una de las formas conocidas para disminuir el riesgo de contagio, es así que este donativo resulta de alta importancia”.
Cabe señalar CMPC adquirió durante el mes de marzo su primera máquina para confeccionar mascarillas y comenzó a producirlas de manera masiva durante el mes de mayo, con una capacidad productiva de un millón y medio de mascarillas al mes, con la finalidad de distribuir dicha producción al sistema público de salud.

Así lo explicó Paula Crocco Porte, administradora de la oficina regional de Forestal Mininco, empresa CMPC “cuando empezó la pandemia y se produjo la escasez de este recurso, se trató de comprar mascarillas lo que era imposible, entonces decidimos exportar dos máquinas que nos permitieran enfrentar la situación que vivíamos y que se prolongará probablemente por un buen tiempo”.

Crocco señaló además que el 100 por ciento de las mascarillas que elabora la planta son para donaciones, tanto en la Región Metropolitana como para regiones, “en las distintas regiones donde tenemos oficina han ido llegando para que seamos un aporte a las distintas comunidades donde somos parte- dijo – la idea es esa, poder apoyar, aportar desde lo que hace CMPC que en este caso es la producción directa de mascarillas que no son para venta”, precisó.

Cabe destacar que esta donación fue posible gracias a gestiones realizadas con la empresa por parte de la Seremi de Justicia y DDHH que, anteriormente, ya había gestionado aportes similares para la Dirección Regional de Gendarmería de Chile.
En este sentido, Luis Prieto, Seremi de Justicia y DDHH comentó “la colaboración del mundo privado en estos tiempos de pandemia ha sido fundamental para hacer frente a la misma por ello agradecemos este importante aporte el cual contribuye tanto a los funcionarios como a los usuarios de la Defensoría Penal Pública de la Región”, concluyó.