Desde el ministerio dieron a conocer la modalidad con que operará la instancia de caracterización socioeconómica, que comienza con una fase de precontacto en donde habrá un breve acercamiento a las familias -con los debidos resguardos sanitarios- y, posteriormente, la segunda parte (recopilación de datos) se hará de forma telefónica.
Aysen.- Este año la Encuesta de Caracterización Socioeconómica (Casen), tuvo que reajustar su mecanismo de aplicación a través de una modalidad mixta secuencial que estará dividida en tres fases, comenzando este lunes con la Fase Uno. Así lo informó la Ministra de Desarrollo Social y Familia Karla Rubilar, quien explicó los alcances del proceso, que se desarrollará en pandemia.
La Secretaria de Estado puso hincapié en que se comenzará por una etapa de precontacto “que va a durar 5 minutos en promedio, la idea es que la persona que hace la encuesta pueda rellenar con la persona del hogar los datos necesarios para contactarla por teléfono en una segunda fase. Ese teléfono que nos han entregado es vital para poder hacer el contacto de lo que es realmente la encuesta Casen en Pandemia, ese llamado telefónico va a durar 30 minutos aproximadamente, porque es un cuestionario abreviada, y ese llamado va a ser indispensable que lo conteste la ciudadanía, porque hoy necesitamos más que nunca identificar las poblaciones y los territorios que están con más carencias y más vulnerabilidades”.
Para el Seremi de Aysén Marcelo Jélvez, la participación y compromiso de las familias es vital. “La idea es que puedan cooperar con la entrega de datos, porque si son seleccionados eso se traduce en que su núcleo es representativo de la realidad de miles de familias del país, por eso es muy importante dará conocer los datos fidedignos y así contribuir a esta radiografía, que hoy más que nunca es clave para determinar las acciones sociales del aparataje público, sobre todo en este marco de contingencia sanitaria”.
La encuesta se llevará a cabo bajo estrictos protocolos sanitarios, tal como lo explicó la subsecretaria de Evaluación Social, Alejandra Candia, “durante estos meses hemos trabajado intensamente para tomar todos los resguardos necesarios para cuidar la salud de todos quienes participan en este proceso. Sabemos que son momentos en donde es difícil abrir las puertas a sus hogares, sin embargo, queremos darle la tranquilidad a todos de que trabajamos para reducir cualquier contacto físico y se aplicarán estrictos protocolos sanitarios trabajados en conjunto con el Ministerio de Salud de forma de cuidar y proteger a cada uno de ustedes en sus hogares y a cada uno de los encuestadores”.
Dentro de los protocolos de acercamiento a las viviendas, se determinó que los encuestadores evitarán tocar superficies, salvo que ello sea imprescindible, como por ejemplo, el timbre, el que posteriormente será desinfectado. Además, el encuestador indicará que no es necesario entrar a la vivienda, ni tampoco que la persona salga de la propiedad, y siempre deben mantener a lo menos un metro de distancia. Tras explicar los motivos de la visita, se tomará registro de los datos y se entregará una bolsa con material de difusión, la que será rociada por ambos lados con desinfectante. Antes de realizar el siguiente contacto, el encuestador se aplicará alcohol gel. Los vehículos en los que se trasladan los encuestados serán desinfectados diariamente antes de iniciar la jornada.
La Casen 2020 está a cargo del Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica. Al respecto, el decano de la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Católica, Eduardo Valenzuela, sostuvo que “al ser un centro especializado en encuestas de gran escala y de estudios de seguimiento de poblaciones en distintas modalidades, en este caso en una modalidad mixta, vamos a movilizar a más de 300 encuestadores que van a hacer este precontacto. Es una encuesta nacional que cubre todo el país, es decir van a ir a todas partes tomando como base una muestra que proporciona el INE, todos van a tener una credencial de la Universidad Católica, para que pueden individualizarse”.
Fases de la Encuesta
Precontacto: A partir del lunes 21 de septiembre
Comenzó a las 9:00 am y tendrá una duración de 5 minutos promedio, se preguntará al encuestado número de teléfono para contactarlo posteriormente. Este proceso contará con todos los protocolos sanitarios para resguardar a quienes participen del proceso. El encuestador no deberá ingresar al domicilio, debiendo mantener al menos un metro de distancia de la puerta del hogar.
Aplicación telefónica de la encuesta: Entre el 31 de octubre y el 31 de enero 2021
En esta parte del proceso se realizará un cuestionario reducido, con una duración máxima de 30 minutos promedio a través de contacto telefónico. El objetivo es medir la pobreza por ingresos, consultar por malnutrición, ocupación y hacinamiento, entre otros.
Recuperación de muestra presencial: Enero 2021
Esta fase considera la aplicación de cuestionario presencial en los casos que algún grupo específico de la población no haya sido posible contactar de manera telefónica. Esto dependerá además de las restricciones sanitarias que existan en cada territorio en ese momento. Se definirá en diciembre de 2020.