Un importante de acuerdo de cooperación y asistencia mutua firmaron la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y Fundación Integra en la región de Aysén con el objetivo de promover la generación de servicios ecosistémicos mediante el fomento del arbolado, parques urbanos y periurbanos, considerando el uso de plantas con valor patrimonial y cultural, contribuyendo a la difusión de los beneficios que proporcionan a la sociedad para mejorar la calidad de vida de la población.

Todo esto será posible bajo el trabajo sistemático que viene desarrollando CONAF con su Programa de Arborización quienes cuentan con la experiencia necesaria y pertinente en arbolado urbano y diversas temáticas en esta materia.

El director regional de CONAF, Andrés Bobadilla Labarca se mostró “muy contento con este proyecto de cooperación y de cómo podremos apoyar en este quehacer en un trabajo coordinado con Integra”. A la vez destacó que “lo fundamental es trabajar con los niños y ese potencial que se agradece de poder incluir a todos los niños ya que desde ahí hay que cambiar la mentalidad”.

Dentro de las acciones a desarrollar se encuentran capacitaciones en materias relacionadas a la valoración, establecimiento y cuidado del arbolado, con el objeto de enseñar técnicas de plantación, cuidado y manejo de este. Además existirán áreas de acción en materia de divulgación y formación ciudadana en temáticas atingentes, que forman parte de las iniciativas acordadas.

La directora regional de Fundación Integra, Isabel Roncallo Fandiño destacó la importancia de estos espacios de capacitación y formación para todas las comunidades educativas recalcando que le “alegra este convenio porque es a través de los niños hacemos los cambios a la sociedad. Ellos lo asimilan, transmiten esta información a sus familias, vecinos, entorno y podemos hacer un gran trabajo”.

Finalmente, cabe señalar que esta firma de convenio permitirá trabajar con los 20 establecimientos de Fundación Integra en la región de Aysén permitiendo beneficiar de manera directa a más de 850 niños y niñas de la región permitiendo con esto que desde edades iniciales se pueda entender y valorar la importancia de estas especies para el cuidado del planeta.