La parlamentaria dijo que “este es un gran avance para la inclusión social de las personas que sufren esta patología”.

Valparaiso.- Este proyecto de autoría del Diputado Francisco Undurraga fue apoyada transversalmente porque es una iniciativa que reconoce a los sordociegos como personas con una discapacidad única, que resulta de la combinación de las deficiencias auditiva y visual, simultáneamente presentes. “Estas personas al interactuar con diversas barreras presentes en el entorno, ve impedida o restringida su comunicación, movilización, participación plena y efectiva en la sociedad, acceso a la información y al entorno en igualdad de condiciones con las demás.

Además determina que las instituciones públicas y privadas permitan que las personas con discapacidad accedan, concurran y comparezcan ante ellas con intérpretes de lengua de señas o guías intérpretes, según sea el caso, previa acreditación de esta condición, lo que es un cambio sustancial para estas personas” indicó.

La Diputada Leuquén dijo que votó a favor de esta iniciativa porque garantiza que el Estado promueva dentro del ámbito de sus competencias y conforme a sus atribuciones, la formación y capacitación continua de guías intérpretes, conforme a los estándares que determine el reglamento dictado para tal efecto por el Ministerio de Desarrollo Social y Familia.

“Esta iniciativa legal señala que el Estado reconoce como sistemas de comunicación oficial la dactilología, el sistema braille, técnicas de orientación, movilidad y otros sistemas de comunicación alternativos reconocidos según lo establecido en el reglamento dictado para estos efectos por el Ministerio de Educación. De este modo, las personas sordociegas serán libres de elegir el o los sistemas que deseen utilizar para comunicarse en su vida cotidiana.

Esperamos que exista voluntad en el Senado para aprobar este proyecto, porque de su promulgación dependerá que la sordoceguera comience a considerarse como una discapacidad única, de manera de obtener antecedentes suficientes que permitan el adecuado diseño, ejecución y evaluación de políticas, planes y programas en beneficio de las personas que sufren esta enfermedad”, finalizó.-