Felices se encuentran en la comunidad educativa de la escuela Básica Municipal de Chile Chico, quienes recibieron desde el Ministerio de Medio Ambiente la Certificación Medioambiental de Excelencia, ya que han abordado una estrategia integral en esta materia, la que han complementado recientemente con una granja y un huerto educativo con énfasis en el cultivo a la tierra y el cuidado al medio ambiente. Así lo destacó la directora del establecimiento, Carolina Lazo.
Chile Chico.- “Para nosotros este reconocimiento es súper importante, porque uno de nuestros ejes fundamentales también es el desarrollo de estrategias de medio ambiente dentro de nuestra escuela. Por lo tanto, esta certificación, estar en el nivel de excelencia y estar en el listado de establecimientos con certificación medioambiental hoy cobra mayor relevancia, principalmente porque tenemos un proyecto de granja educativa que viene a fortalecer todo esto. Así es que, agradecidos del trabajo que hacen los docentes, porque esta es una importante labor que se hace durante años para poder obtener la excelencia, por ello, agradecidos de los profesores que están a cargo, del nuevo equipo que tenemos para trabajar en nuestra granja educativa y en nuestro huerto escolar”.
En tanto, Pía Muñoz, profesora Ciencias Naturales a cargo de la coordinación del área de medio ambiente en la escuela Básica Municipal de Chile Chico, señaló que la certificación medioambiental de excelencia es motivo de orgullo.
“Para tener una certificación medioambiental de excelencia es un trabajo de varios años, en el cual se tiene que ir pasando distintas etapas, ir desarrollando distintas actividades para poder obtenerla y nosotros como escuela estamos súper orgullosos porque es parte de nuestro sello educativo también. Este es el resultado de un gran trabajo que ha desarrollado, por ejemplo, Nicole en el invernadero con los talleres, la granja educativa y otras actividades que se desarrollan en forma interna en la escuela”.
Desde la escuela Básica Municipal de Chile Chico, recalcaron también la importancia del apoyo que entregan los padres y apoderados a los niños, los mensajes de cuidado al medio ambiente y las actitudes que a diario se enseñan en el hogar, considerando la actual situación de pandemia, pero que no ha impedido que se mantenga el nexo educativo y el mensaje preventivo para toda la comunidad.