El Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), anunció en los últimos días el inicio del proceso de postulaciones para el llamado 2020 del subsidio DS10 en su modalidad de mejoramiento, ampliación de viviendas, entornos y equipamiento comunitario, que se focaliza específicamente en la población rural.

Este subsidio se centra en mejorar las condiciones de habitabilidad de las familias que residen en zonas rurales según el domicilio registrado en el Registro Social de Hogares (RSH), y que requieran reparar, mejorar o mantener su vivienda, o que necesiten construir un dormitorio o ampliar la superficie en su interior, con el objetivo de disminuir las condiciones de hacinamiento. A su vez, permite la ejecución de obras destinadas a mejorar las condiciones del predio en que se emplaza la vivienda, y a construir o mejorar elementos del equipamiento comunitario.

Sobre la importancia de este Programa de Habitabilidad Rural del Minvu, el Seremi de Vivienda y Urbanismo, Diego Silva, indicó que se trata de un subsidio muy valorado por las familias que viven en zonas rurales, porque les permite acceder a recursos para mejorar no solo su vivienda sino también su entorno. “Como ha dicho nuestro Ministro Felipe Ward, son 39 mil millones de pesos que el Minvu pone a disposición de nuestras familias del mundo rural para llevar a cabo obras que van en una sola dirección, que es mejorar su calidad de vida. Con este subsidio nos aseguramos de llegar a todos los rincones del país, en especial en nuestra región, donde la mayoría de nuestras ciudades y localidades son aún medianas o pequeñas y por lo tanto sus habitantes pueden postular y acceder a los numerosos beneficios que otorga este programa”, precisó.

¿Cuáles son los pasos para postular?
Este llamado estará abierto hasta el día 17 de diciembre de este año. Podrán participar familias residentes de localidades rurales o urbanas de hasta 5 mil habitantes, de acuerdo a los datos demográficos que consigna el Censo de Población y Vivienda del año 2002.
Se puede postular de forma colectiva o individual a través de una asesoría otorgada por una Entidad de Gestión Rural, requiriendo un ahorro mínimo desde 1.5 UF ($43 mil), dependiendo de la magnitud del proyecto que se quiera llevar a cabo, a excepción de las personas mayores de 60 años a quienes no les exigirá ahorro alguno. Las familias interesadas pueden contactar a los Serviu o Seremis regionales para conocer las entidades rurales habilitadas para este proceso.

Existirán dos modalidades de postulación: Sin proyecto desarrollado, bajo las mismas condiciones del llamado de 2019; o con el proyecto desarrollado, el que debe contar con la aprobación SERVIU. Además, con la finalidad de incentivar la postulación con un proyecto desarrollado se otorgará un puntaje extraordinario a quienes opten por esta modalidad. Adicionalmente, también se otorgará un puntaje adicional como incentivo a la postulación para construir o mejorar obras de servicios básicos (agua potable, alcantarillado, electricidad) y obras de eficiencia energética e hídrica (sistemas solares térmicos, fotovoltaicos, eólicos, entre otros).