La iniciativa fue posible gracias a un convenio entre Gendarmería de Chile y la Municipalidad de Coyhaique.

Coyhaique.- La pandemia no sólo ha afectado la manera de relacionarnos, estudiar e incluso comercializar productos a las personas que se desarrollan diariamente en libertad, también y con más fuerza golpea a aquellos que se encuentran privados de libertad, es en ese contexto que las mujeres que cumplen reclusión en la Sección Femenina del Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de Coyhaique se certificaron de un curso de tejido básico y hoy intentan comercializar sus productos.
La iniciativa fue impulsada entre Gendarmería de Chile y la Oficina de Mujeres de la Municipalidad de Coyhaique y permitió que seis internas recibieran su certificado tras recibir 25 horas lectivas de clases on line, en las que aprendieron a confeccionar diversos productos.
La tarea ahora es poder comercializar estos productos, difícil misión en medio de la pandemia y las restricciones sanitarias existentes, por ello se realizó una feria para que las tejedoras pudieran comercializar sus trabajos principalmente entre la población penal, siendo el objetivo ahora buscar clientes en el exterior.
“Nos atrevemos a generar esta difusión por la calidad de los trabajos y para que se conozca que en reclusión hay mujeres en búsqueda de una oportunidad, de usar de buena forma el tiempo libre, de dar cumplimiento a su condena y de la misma forma generar una forma de trabajo, crecimiento y desarrollo personal” explicó el coordinador de Reinserción Social del CCP de Coyhaique, Miguel Abrigó Osorio, quién además recalcó que muchas de ellas son madres y mediante este emprendimiento buscan dar un sustento a sus familias.
“Hemos aprendido lo básico confección de ponchos, gorros, mitones, pantuflas y gorros con bufanda, nos gustó el curso porque pudimos aprender, todas pudimos hacer los trabajos y con esto podemos generar ingresos, hacer un emprendimiento para venderlos aquí en la unidad o afuera. Necesitamos recursos y que nos apoyen para vender nuestros tejidos porque con lo que está pasando se hace difícil comercializarlos” explicó Gloria una de las beneficiarias del curso, quien agregó que hacen trabajos a pedido, no sólo en lana, ya que algunas también dominan la técnica de tejido a crochet, por lo que también confeccionan manteles, paños de mesa y cenefas.
Justamente para coordinar pedidos y venta de los trabajos que realizan las mujeres de la sección femenina de Coyhaique el área de Reinserción Social del CCP de Coyhaique puso a disposición sus teléfonos y un correo electrónico de manera de poder coordinar la comercialización de los productos, ya sea con algún funcionario del recinto penitenciario o directamente con alguna de las tejedoras.
Los teléfonos de la oficina de reinserción social del recinto penal son 672216133-672216149 y el correo electrónico dispuesto fue mabrigo@gendarmeria.cl